Puigdemont denuncia ante la Fiscalía por delito de odio las amenazas que recibió de un civil subido a un tanque

Carles Puigdemont
EUROPA PRESS
Actualizado 15/12/2017 19:04:12 CET

MADRID, 15 (EUROPA PRESS

El expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, ha presentado este viernes una denuncia ante la Fiscalía Superior de Cataluña por presuntos delitos de amenazas y de odio en relación con el vídeo publicado en redes sociales en el que aparece un hombre subido a un tanque en marcha que avisa de que va a dar "una sorpresa a Puigdemont" y al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

"70 toneladas de puro amor y pura democracia. 'Coletas', el siguiente eres tú. ¡Arriba España!", anuncia el ciudadano desde el carro de combate junto a otro hombre, unos hechos que el abogado de Puigdemont, Jaume Alonso-Cuevillas, no descarta en su denuncia que puedan ser además constitutivos de otros delitos como pudieran ser el de uso ilícito de material militar.

El propio Alonso-Cuevillas ha informado de la presentación de la denuncia en su cuenta personal de Twitter, en la que aparece una fotografía del documento con sello de entrada en la Fiscalía de este viernes 15 de diciembre.

La denuncia, a la que ha tenido acceso Europa Press, apunta a un perfil de Twitter perteneciente al periodista Miquel Ramos, alias @Miquel_R en la red social, en el que éste informaba de que había tenido conocimiento de un vídeo en el que dos civiles, cuya identidad se ignora a día de hoy y subidos a un tanque en circulación amenazan según el letrado "clara y contundentemente" a Puigdemont con un supuesto ataque. Los hechos son puestos en conocimiento del Ministerio Público para que investigue al respecto.

"ATAQUE CON EVIDENTE ODIO"

Añade la denuncia que la amenaza contra el expresident se produce "con clara intencionalidad de causarle un mal consistente en llevar a cabo un ataque contra su persona, todo ello sobre la base de un evidente odio".

Los hechos, según el letrado, son indiciariamente constitutivos de un delito de amenaza de "causar un mal que bien podría constituir un delito de homicidio, lesiones o torturas", y también un delito de odio porque se ha promovido "a la hostilidad y a la violencia contra una persona determinada por su pertenencia a un determinado grupo y por defender determinadas ideas". Todo ello si perjuicio de que la Fiscalía pudiera encontrar la existencia de otro delito derivado del uso ilícito de material militar".

Entre las diligencias a practicar, el abogado de Puigdemont señala la identificación de los sujetos que aparecen en el vídeo, así como la de los responsables de la unidad y cualquier otra persona que tuviera a su cargo la custodia del tanque y que hubiese permitido el acceso a civiles.

Para Alonso-Cuevillas, "resulta evidente" que la grabación va dirigida contra su cliente "dado que además de ser nombrado por su apellido se hace alusión a su estancia en Bruselas".

El pasado miércoles el propio expresident denunciaba públicamente lo ocurrido y reclama desde Bélgica una investigación al Gobierno de España. "Un soldado español encima de un tanque me amenaza a mí y a Pablo Iglesias. Inaceptable en la UE. El Gobierno español tiene que disculparse y abrir una investigación", indicó el Puigdemont, si bien el Ejército de Tierra explicó que se trata de dos civiles, que la grabación se realizó el pasado 8 de diciembre en la base militar de San Jorge (Zaragoza) y que estaba realizando las correspondientes pesquisas.

La denuncia reproduce el diálogo que puede escucharse en el vídeo, donde además de desearle a Puigdemont "70 toneladas de puro amor y democracia" los civiles que ocupan el tanque añaden que están "buscando soluciones a los problemas de España". "Vamos a darle una sorpresa a Puigdemont que está muy chulo últimamente eh", "Vamos pa Bruselas, pa Bruselas", puede también escucharse.