Actualizado 18/08/2017 19:55 CET

Puigdemont fue quien propuso la comparecencia conjunta con Rajoy tras el gabinete de crisis por los atentados

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el del Govern, Carles Puigdemont
EUROPA PRESS

MADRID, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, fue quien sugirió comparecer junto al presidente Mariano Rajoy tras la reunión del gabinete de crisis en la que ambos han participado este viernes al mediodía en Barcelona, primera conjunta con ambos presidentes y sus gobiernos.

Fuentes del Ejecutivo han explicado a Europa Press que a Rajoy le ha parecido bien la propuesta del dirigente catalán, que se ha traducido en una declaración de ambos ante los medios de comunicación, aunque sin preguntas.

Las mismas fuentes han asegurado que este encuentro del gabinete de crisis ha servido para repasar toda la información de la que se disponía tanto de los atentados como de la operación para detener a los autores y colaboradores, una reunión fundamentalmente técnica y centrada en lo ocurrido en Barcelona y Cambrils. Desde Moncloa se han mostrado satisfechos con la colaboración y la coordinación entre investigadores y administraciones.

PRIMER ENCUENTRO, EN EL MINUTO DE SILENCIO

Tras meses de distanciamiento por el proceso soberanista, los atentados en Cataluña han reunido este viernes en Barcelona a Rajoy y Puigdemont en un acto de condena presidido por el Rey Felipe VI. Ambos habían conversado por teléfono tras lo ocurrido en Barcelona y estaban en contacto, pero no se han visto hasta hoy.

Tras la concentración en la plaza de Cataluña, el monarca ha hablado unos minutos con Puigdemont y Rajoy, grupo al que un rato después se han sumado otros dirigentes políticos como el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, o el presidente del PP catalán, Xavier García Albiol.

Los dos presidentes se han dirigido a continuación a la consejería de Interior de la Generalitat de Cataluña para participar en esa reunión del gabinete de crisis, el primero con ambos y con miembros de sus respectivos gabinetes, tanto ministros como consejeros, desde el atentado en Barcelona.

TRABAJO POR SEPARADO

El presidente del Gobierno había permanecido hasta entonces siguiendo la investigación y la atención a las víctimas desde la Delegación del Gobierno en Cataluña, a la que se trasladó el jueves por la noche acompañado por su vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y por el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, junto a mandos policiales.

La Generalitat, por su parte, conformó un gabinete de crisis este mismo jueves con la participación también de la Delegación del Gobierno y miembros de la Policía Nacional y de la Guardia Civil.