Rajoy acusa al Gobierno de "asaltar" al Constitucional y le recuerda que el TC "no forma parte del PSOE"

Actualizado 20/10/2007 20:33:46 CET

BAEZA (JAÉN), 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP, Mariano Rajoy, criticó hoy la decisión del Gobierno de recusar a dos magistrados del Tribunal Constitucional, una postura que tachó de "asalto" a la institución, al tiempo que consideró que el Ejecutivo "no puede hacer lo que está haciendo ya que el TC no forma parte del PSOE".

En un acto público celebrado en Baeza (Jaén), Rajoy subrayó que "un Gobierno no puede asaltar al TC" y alegó que el PSOE "puede expulsar a sus dirigentes, pero no puede confundir al TC con su partido", si bien lamentó que el Ejecutivo "parece que lo que pretende hacer es una gestora en el TC como las que hace en su formación". "Eso no es democrático ni propio de un país libre, sensato y razonable", sentenció.

Así, el presidente del PP argumentó que los jueces "deben ser independientes" mientras que el Gobierno "no puede presionarles ni debe meterse en lo que no le autoriza la Constitución".

Según agregó, este asunto es "muy delicado e importante" porque en él reside "la esencia de la Democracia, en la que unos legislan, otros gobiernan y otros aplican la Ley".

Además, hizo referencia al desfile que se organizó el pasado 12 de octubre para conmemorar la fiesta nacional, jornada en la que la vicepresidenta primera del Gobierno central, María Teresa Fernández de la Vega, "abroncó" a la presidenta del TC, María Emilia Casas.

"Aquí hay que afirmar hasta lo obvio porque una vicepresidenta del Gobierno no puede abroncar en público a la presidenta del TC ni puede decir palabrotas, no es de buena educación", manifestó.

En este punto, Rajoy acusó al Gobierno central de estar "poniendo todo patas arriba", toda vez que se está "discutiendo la nación, se discute la bandera, se discute la forma del Estado y ahora se pretende hacer una invasión del Constitucional".

Ante toda esta situación, el líder del PP subrayó que tienen la obligación de "pedir un poco de respeto a las reglas, un poco de sentido común y un poco de razón" porque "esto es una Democracia liberal y avanzada y lo que ha hecho el Gobierno no se puede hacer", zanjó.