La relación de Cataluña con el resto de España, en 8 gráficos

La relación de Cataluña con el resto de España, en 8 gráficos
EUROPA PRESS
Actualizado 06/10/2017 13:59:11 CET

MADRID, 5 (EDIZIONES)

La diversidad de orígenes de la población que vive en Cataluña, el comercio con otras regiones del país, los lazos del sistema financiero con España o la manera en que funciona la financiación pública son algunos ejemplos del intrincado sistema de relaciones que une Cataluña al resto de España.

En estos ocho gráficos se reflejan algunas de las relaciones que unen a Cataluña con el resto de España:

POBLACIÓN POR LUGAR DE NACIMIENTO

El 17,5 por ciento de la población de Cataluña nació en otra de las comunidades autónomas de España, según el padrón municipal a enero de 2017. Por lugar de nacimiento, destacan los catalanes nacidos en las provincias de Granada, Córdoba, Jaén, Sevilla, Badajoz y Almería.

Por su parte, la población nacida en Cataluña que vive fuera de esta comunidad en otra región representa el 1 por ciento de la población total de España.

MOVIMIENTOS DE POBLACIÓN ENTRE COMUNIDADES

Esta relación demográfica de Cataluña con España no es una imagen fija sino que es dinámica y cada año se refleja en los movimientos migratorios entre Cataluña a España y viceversa. La encuesta de movimientos migratorios entre regiones del Instituto Nacional de Estadística (INE) recoge cómo ha evolucionado estos movimientos desde 2008.

Hasta 2013, el número de personas nacidas en Cataluña que se desplazaban a otra región para vivir superaba a los que 'emigraban de otra región a de Cataluña, pero desde 2014 la tendencia ha cambiado y ahora son más los españoles de otras regiones que 'emigran' a Cataluña que viceversa.

EXPORTACIONES E IMPORTACIONES

La incardinación de Cataluña en España se observa también en cifras económicas. Así por ejemplo lo reflejan las relaciones comerciales de la comunidad autónoma con otras regiones de España.

Las empresas de Cataluña vendieron en 2016 al resto de España mercancías y servicios por valor de 38.861 millones de euros, e importaron mercancías de otras regiones por valor de 21.313 millones de euros, lo que supuso un saldo comercial para Cataluña con el resto de España de 17.548 millones de euros, según el Centro de Predicción Económica (CEPREDE).

Mientras, Cataluña exportó al resto del mundo mercancías por valor de 65.142 millones de euros y sus importaciones desde otros valores sumaron 77.825 millones de euros, lo que dejaron un saldo comercial negativo con el mundo de 12.683 millones de euros.

DEPÓSITOS BANCARIOS

La unión de Cataluña con el resto de España se nota también en el peso que la comunidad tiene en el conjunto del sector financiero español. Del total de depósitos que los bancos tienen en España, el 15,2 por ciento está depositado en Cataluña, mientras que ese porcentaje es del 18 por ciento en el caso de los créditos, según datos del Banco de España correspondientes a marzo de este año.

LO QUE CATALUÑA RECIBE Y LO QUE APORTA

Según el último informe del Sistema de Cuentas Públicas Territoriales (SCPT) presentado por el Ministerio de Hacienda, correspondientes al año 2014, Cataluña está entre las cuatro comunidades autónomas que aportan al Estado más de lo que perciben.

Tiene un saldo negativo de 9.892 millones. No es la comunidad autónoma con un saldo negativo mayor, le supera Madrid con un déficit fiscal de 19.205 millones de euros. También Baleares y Valencia están en negativo de acuerdo a estos calculos que elabora Ángel de la Fuente, director de Fedea.

Según explica Hacienda en el preámbulo de ese informe, los impuestos soportados por los residentes de los distintos territorios aumentan con el nivel de renta, mientras que los gastos no muestran una relación sistemática con esta variable lo que hace que regiones con rentas elevadas como Madrid o Cataluña tengan saldos negativos.

La excepción, como se muestra en este otro gráfico, es el País Vasco, que tiene un sistema fiscal diferente.

EVOLUCIÓN DEL PIB

En definitiva, la relación económica de España y Cataluña se ve en cómo la economía de Cataluña lleva años evolucionando de una manera paralela a la del conjunto de España. El siguiente gráfico refleja la evolución del PIB per cápita de Cataluña y el de España.