Resistencia Galega está dirigida por 'Toninho' y otros dos huidos de la Justicia desde Portugal

Actualizado 15/11/2007 19:29:31 CET

Las Fuerzas de Seguridad creen que la banda vive un proceso de "profesionalización" en su actividad terrorista

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

Resistencia Galega, el grupo que podría estar detrás de la explosión de un artefacto explosivo esta mañana en Cangas (Pontevedra), cuenta con un comando central que dirige Antom García Martos, 'Toninho', y otros dos huidos de la acción policial, informaron a Europa Press fuentes de la investigación. Las Fuerzas de Seguridad creen que estos tres 'liberados' podrían residir en Portugal y cruzar la frontera para cometer atentados de forma puntual con la ayuda de otros miembros 'legales' de la banda.

Las fuentes consultadas señalaron que el hecho de que los miembros de Resistencia Galega tengan Portugal como base de operaciones no significa que cuenten con ayuda de grupos o individuos del país vecino. Con todo, la Polícia Judiciaria portuguesa colabora con las Fuerzas de Seguridad españolas al considerar éstas que los autores de las colocaciones de explosivos "van y vienen" desde el país vecino.

Un punto de inflexión en el trabajo policial contra el grupo fue el hallazgo de 26 bombas de fabricación casera, pero "con cierta sofisticación" en septiembre de 2006 cerca de la localidad portuguesa de Vieira do Minho, próxima a la frontera con España. Junto a las bombas había folletos y pegatinas de propaganda de Resistencia Galega.

La explosión la pasada madrugada de una bomba, compuesta por entre 4 y 5 kilos de cloratita, en la ventana de una inmobiliaria de Cangas incide en la preocupación de los expertos por la escalada de violencia en el seno del independentismo gallego radical. Esta sería la primera vez que el grupo Resistencia Galega utiliza cloratita, un compuesto de clorato potásico, azufre y azúcar que puede fabricarse de forma casera y a la que recurre ETA cuando tiene problemas de suministro de explosivos más potentes. La conclusión de los expertos es que Resistencia Galega está inmersa en una suerte de "proceso de profesionalización" en su actividad terrorista, que puede desembocar en atentados de mayor intensidad.

Todas las alarmas se encendieron el pasado verano en los Servicios de Información ante la proximidad del 25 de julio, Día de la Patria Gallega. Sin embargo, el control policial de los ambientes radicales habría persuadido a Resistencia Galega de atentar en esa fecha emblemática para los independentistas radicales. En 2005, dos días antes de esa festividad, un hombre y una mujer vinculados a la Asamblea da Mocedade Independentista (AMI) colocaron una bomba en una sucursal de Caixa Galicia en el centro de Santiago de Compostela, causando daños materiales. Fueron detenidos a las pocas horas y la Policía descubrió que ya actuaban como terroristas 'liberados', portando documentación falsa.

HISTORIAL DE 'TONINHO'.

Condenado en el pasado por su vinculación con el Exercito Gerrilleiro do Povo Galego Ceibe, 'Toninho' fue uno de diez los detenidos hace dos años en la 'Operación Castiñeira' de la Guardia Civil contra la Asambleia da Mocedade Independentista (AMI), realizada el 14 de noviembre de 2005. Los arrestos se produjeron bajo las acusaciones de asociación ilícita, enaltecimiento del terrorismo, daños y alteración del orden público, pero dos días después, el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz puso a todos los detenidos en libertad, momento que García Martos y otros dos de los presuntos implicados en la trama aprovecharon para huir.

Policía y Guardia Civil siguen los movimientos de Resistencia Galega desde noviembre de 2005. El día 20 de ese mes apareció en Internet el denominado 'Manifiesto da Resistencia Galega', un documento en el que se reivindicaban ataques registrados en los últimos años contra entidades bancarias, sabotajes en obras públicas y atentados contra camiones del Ejército y sedes de partidos políticos, ocurridos durante la crisis provocada por la marea negra del 'Prestige'.