Revilla apela en su mensaje navideño a la unidad y a utilizar "con contundencia la razón y las armas legales" contra ETA

Actualizado 24/12/2007 11:24:00 CET

El presidente insta a los cántabros a confiar en las posibilidades de la región y a trabajar por una Cantabria "más moderna y solidaria"

SANTANDER, 24 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, apeló hoy a la contundencia y a la unidad de todos los ciudadanos y de las fuerzas políticas contra el terrorismo, desde la convicción de que "la unión es la única vía de éxito asegurado para acabar con la lacra del terror". "Los españoles tenemos la razón, la fortaleza y las armas legales para acabar con los asesinos. Y debemos utilizarlas con toda contundencia", añadió el líder regionalista en su tradicional mensaje navideño.

Revilla dedicó en ese mensaje palabras de recuerdo y aliento a las víctimas de la violencia de ETA, y en general para todos aquellos que ya no están o pasan momentos difíciles, incluidas las familias del barrio santanderino del Cabildo de Arriba --donde hace un par de semanas se desplomó un edificio y dejó tres vecinos fallecidos--.

Según dijo, este año las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado han vuelto a vivir "pérdidas irreparables" en sus filas a manos de la "sinrazón asesina de ETA, en su empeño irracional de coaccionar, amedrentar y someter a la sociedad española", pero recalcó que esos "viles intentos" de la banda, aunque causen sufrimiento en la sociedad española, no conseguirán someterla.

"España es un pueblo demasiado fuerte para consentirlo", apostilló Revilla, quien confió en que "el consenso ciudadano que siempre ha existido en contra de ETA se mantenga firme y sirva para inspirar un gran pacto de los partidos políticos democráticos para sumar esfuerzos, sin fisuras de ningún tipo, para derrotar al enemigo común que son los terroristas".

A su juicio, "la unión es la única vía de éxito asegurado para acabar con la lacra del terror; y lo es también para seguir progresando como Nación". "Unidos hemos construido en los últimos 30 años el mejor periodo de crecimiento y bienestar que ha existido hasta ahora en la historia de España. Unidos debemos trabajar para prolongarlo, huyendo de la división y las tensiones entre territorios", agregó.

El presidente regional resaltó que los cántabros siempre han defendido esa unidad y "hoy más que nunca" tienen que seguir haciéndolo.

CANTABRIA, "EJEMPLO DE PLURALIDAD".

En sus palabras, "frente a las tensiones y la crispación, Cantabria da ejemplo de concordia, de diálogo, de pluralidad y de apertura", unos valores que la han llevado a ser "una comunidad emergente en España y en Europa, que crece más y mejor que la media, tanto en términos económicos como en bienestar social".

Para Revilla, la región vive una etapa de progreso que debe traducirse "en una mayor calidad de vida para todos los cántabros; en una mejor educación, en una mejor sanidad, en unos servicios sociales de calidad y para todos" y, en definitiva, "en una sociedad cada vez más avanzada".

Según dijo, esos objetivos se están alcanzando y "Cantabria está logrando éxitos que son mérito de todos; éxitos como la mejora constante de las infraestructuras, la consecución del pleno empleo, la atracción de nuevas inversiones y empresas, la generalización de los servicios sociales como un derecho de todos los ciudadanos o la mejora de las condiciones de vida en los pueblos".

"Vivimos momentos que nos permiten reafirmar la confianza en nosotros mismos y en nuestra capacidad como pueblo para construir un futuro cada vez mejor para nuestros hijos. Y no nos asustan los problemas, ni las dificultades que se plantean ante nosotros. Nuestra región tiene por delante grandes desafíos, pero se sabe capaz de superarlos con éxito", sentenció.

En este sentido, se mostró convencido de que Cantabria será capaz de "conseguir que el Estado salde en su integridad la deuda que aún tiene" con la región y solucione las "carencias" que todavía presentan las comunicaciones, especialmente en materia ferroviaria.

CONFIANZA EN LAS POSIBILIDADES.

Junto a ello, defendió también la necesidad de ser capaces de "limitar" el precio de la vivienda y de ofrecer alternativas laborales a los jóvenes para que no tengan que abandonar su tierra "por falta de expectativas".

Igualmente, abogó por apoyar a los empresarios y a los sectores productivos tradicionales, para que la economía de la región continúe su buena marcha; y subrayó la necesidad de seguir protegiendo el territorio y contribuir a la lucha contra el cambio climático.

El presidente apostó asimismo por seguir abriendo Cantabria al exterior y "continuar escalando" posiciones para alcanzar la "meta" de situar Cantabria "a la cabeza de España y entre las regiones más ricas y avanzadas de Europa" una meta que, a su juicio, se vislumbra al alcance de la mano".

"Sé que no es fácil, pero somos capaces de conseguirlo. Por eso, en esta Nochebuena, quiero aprovechar la oportunidad de dirigirme a vosotros para pediros que confiéis, como yo, en las posibilidades de Cantabria. Confiemos siempre en nosotros mismos, porque no hay nadie mejor, ni más capaz de luchar por nuestro futuro. Tenemos muchas cosas que hacer juntos para seguir construyendo en 2008 una región más moderna, más solidaria y más acogedora", subrayó el presidente.

Junto a esa petición a los ciudadanos, Revilla ofrece por su parte su "pasión" por Cantabria porque, según dijo, "no se puede defender algo que no se ama". "Defendemos a nuestros hijos, a nuestra familia, porque los queremos. Amar nuestro territorio es la mejor manera de defenderlo", apostilló.

Finalmente, pidió "salud para poder trabajar por Cantabria" y deseó a todos los cántabros, "de nacimiento, de residencia y de corazón", paz y salud.