Robles plantea que los Centros Universitarios de Defensa den formación militar para escalas inferiores a la de oficial

La ministra de Defensa, Margarita Robles, pasando revista a las tropas
MINISTERIO DE DEFENSA - Archivo
Publicado 26/09/2018 18:41:14CET

MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha solicitado a los Centros Universitarios de Defensa que estudien la posibilidad de que las universidades adscritas al Ministerio lo apoyen en la formación de otras escalas del personal militar inferiores a la escala de oficiales, a través de su vinculación con la Formación Profesional.

Robles ha planteado esta cuestión en la reunión que ha mantenido este miércoles, acompañada del subsecretario de Estado de Defensa, Alejo de la Torre, con los rectores de las universidades de Vigo, Manuel Reijosa; Zaragoza, José Antonio Mayoral; Cartagena, Alejandro Díaz; y Alcalá de Henares, José Vicente Sanz, cada una de las cuales tiene adscrito un Centro Universitario de Defensa (CUD).

Ubicados en las Academias de formación de oficiales, los CUD imparten enseñanza en las titulaciones universitarias de grado que, conjuntamente con la formación militar general y específica, constituyen la preparación integral de los futuros oficiales del Ejército. Sin embargo, estos centros no ofrecen formación para suboficiales y tropa.

Durante la reunión, el Ministerio también ha comentado la oportunidad y la necesidad de que los profesores puedan no solamente llevar a cabo tareas docentes, sino también tareas de investigación, según ha informado Defensa en una nota de prensa.

RACIONALIZACIÓN DE LOS CENTROS

Por otro lado, en el encuentro se ha abordado la necesidad de adecuar la estructura actual de los Centros Universitarios a las premisas de racionalización marcadas por la Ley de Régimen Jurídico del Sector Público y la oportunidad de transitar a la figura del Organismo Autónomo que aglutine las entidades del Derecho público actuales que son los CUD.

El Ministerio ha indicado que para lograr esta adecuación, "los estudios deberán tener en cuenta la situación actual de los centros y la idiosincrasia particular de las personas que los componen, de modo que se garanticen sus aspiraciones profesionales en el ámbito académico universitario".