Actualizado 17/03/2009 19:51 CET

Romeu ve "debilidad financiera" en los municipios, que destinan más del 75% de su presupuesto a gastos corrientes

Advierte de que la situación financiera de los ayuntamientos "no se soluciona con medidas puntuales, como el FEIL, sino modificando el sistema"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los ayuntamientos gallegos destinan, de media, un 75,29 por ciento de su presupuesto a sufragar los gastos corrientes de la Administración local, de modo que el porcentaje que resta para inversiones y otras operaciones queda reducido a apenas un 25 por ciento.

A la vista de estos datos del 'Observatorio do Goberno Local' de la Escola Galega de Administración Pública (EGAP), el conselleiro de Presidencia, Administraciones Públicas y Xustiza en funciones, José Luis Méndez Romeu, que participó en su presentación, destacó que el "talón de Aquiles" de los ayuntamientos es su "debilidad financiera".

Por provincias, los municipios coruñeses son los que cuentan con los gastos corrientes más elevados, con un 79,19 por ciento sobre sus gastos no financieros; y por detrás le siguen los lucenses, con un 76,97 por ciento; y los pontevedreses, con un 75,59 por ciento. En la provincia de Ourense se registran los gastos corrientes más bajos, con una tasa del 69,42 por ciento.

En cuanto a la incidencia de los gastos de personal, corrientes y de capital por habitante, los más altos se encuentran en los ayuntamientos coruñeses, con una suma de 352,6 euros por persona; seguido de los lucenses, con 649,8 euros; los ourensanos, con 639,4 euros; y los pontevedreses, con 550,1 euros.

"DEBILIDAD FINANCIERA"

A respecto de la situación financiera de los municipios, Romeu evidenció que su "debilidad" los hace "depender excesivamente" de las transferencias del Estado y las demás administraciones y "no les permite un volumen de ingresos suficientes para afrontar las necesidades de una ciudadanía moderna que demanda cada vez más servicios".

En este punto, añadió que esto "no se soluciona con medidas puntuales, como el Fondo Estatal de Inversión Local (FEIL), sino modificando el sistema". "Para que, realmente, la capacidad autónoma de los ayuntamientos en recaudación sea mayor y que las transferencias alcancen también un volumen en consonancia con el nivel de gasto que demandan", reflexionó.

"Desde hace varios años se está sometiendo a debate la necesidad de reformar el sistema financiero local. Aquí están los datos para poder identificar hasta qué punto existe una necesidad evidente", enfatizó el conselleiro.

ESTUDIO

Este estudio fue realizado por la EGAP en colaboración con la Fundación Pi y Sunyer con una muestra de 140 ayuntamientos, de los cuales 55 tienen más de 10.000 habitantes y los 84 restantes, menos de esta cifra. Para el titular de Presidencia, este trabajo "trata de impulsar una reforma de la Administración local basada en el conocimiento científico".

Así, se ofrece a los mandatarios políticos "suficientes datos y trabajo de campo" para "permitir establecer comparaciones con otras administraciones" y "adoptar decisiones sólidas basadas en el conocimiento". Además, recalcó que la función de la EGAP es "avanzar hacia una administración más moderna".

En este sentido, anunció que, en paralelo con el trabajo del Observatorio, se está llevando a cabo con Caixanova un 'Banco de Boas Prácticas na Administración', que proporcionará a la Administración local "las herramientas de mejora necesarias" para que cada ayuntamiento pueda decidir "cómo y cuándo implementarlas".

Además, informó de que este proyecto, además de en Galicia, en la actualidad se está desarrollando en Cataluña y Andalucía. También, avanzó que la Fundación Pi i Sunyer llegó "recientemente" a un acuerdo con el Ministerio de Administraciones Públicas para ampliarlo al resto del Estado.

PRESUPUESTOS

Además, este estudio, realizado en base a 139 ayuntamientos gallegos con el objetivo de obtener información cuantitativa sobre la organización y funcionamiento de los municipios, recoge datos de carácter económico y relativo a los presupuestos.

Así, evidencia que las Administraciones locales que más recaudan tanto en impuestos directos e indirectos como en tasas y precios públicos son las ubicadas en la provincia de A Coruña, con 219,1 y 111,2 euros por habitante, respectivamente. Por detrás, se sitúan los municipios lucenses, con 209,9 y 96,6 euros por habitante; los pontevedreses, con 169,5 y 99,2 euros; y los ourensanos, con 133,2 y 73,1 euros por habitante.

Las transferencias que reciben los ayuntamientos de las distintas administraciones --el Estado, la Comunidad Autónoma y la Diputación-- son otro de los puntos analizados. Los municipios de Ourense son las que más transferencias reciben, con un total de 313 euros por habitante. Le siguen Lugo, con 308 euros; A Coruña, con 274 euros; y Pontevedra, con 247,7 euros.

En cualquier caso, estas transferencias tienen una incidencia en el presupuesto local que oscila entre el 44,48 por ciento en el caso de Ourense hasta el 40,56 en el de A Coruña. En Lugo, se sitúa en el 44,28 por ciento, mientras que en Pontevedra, representa el 42,07 por ciento de las cuentas municipales.

DATOS SOCIALES Y LABORALES

El estudio también se centra en los aspectos políticos de cada municipio, en referencia, por ejemplo, a las políticas de igualdad entre hombres y mujeres. En este sentido, muestran que el 88,55 por ciento de los alcaldes de la comunidad autónoma son varones, frente a un 11,45 por ciento de alcaldesas.

También las concejalas representan un número menor que los concejales. Así, los varones en los cargos de edil representan un 66,02 por ciento, frente a un 33,97 por ciento de mujeres con responsabilidades locales.

Por otra parte, el estudio evidencia la cantidad de personal laboral en los ayuntamientos en comparación con el número de funcionarios. El primer grupo cuenta con, aproximadamente, el doble de personas que el segundo en las provincias de A Coruña y Pontevedra.

No obstante, en Lugo el personal laboral prácticamente triplica al número de funcionarios y, en Ourense, se trata de un grupo más de cuatro veces mayor que el de funcionarios de los ayuntamientos.

RELACIÓN CON EL CIUDADANO

El estudio también pone de manifiesto que los servicios municipales que los Gobiernos locales delegan con más frecuencias en las diputaciones son la gestión tributaria, el catastro y las multas de tránsito.

Por otra parte, a través de organismos autónomos, la educación física y los deportes, la promoción y difusión de la cultura, el turismo, la educación y el medio ambiente son los cinco servicios más frecuentemente prestados en los municipios gallegos.

Por último, los tres servicios que los ayuntamientos gallegos suelen prestar a través de sociedades mercantiles íntegramente públicas son la energía, la promoción y difusión de la cultura y la industria.

Además, el 30,7 por ciento de los ayuntamientos consultados tienen una oficina de información al ciudadano y el 52,01 permiten realizar gestiones por teléfono.

En cuanto a los trámites administrativos que los ciudadanos pueden realizar vía Internet, este porcentaje desciende hasta el 21,99 por ciento en el caso de las descargas, al 4,2 por ciento en el caso de los envíos y al 0,7 por ciento en el caso de la finalización de un trámite. En cambio, el 87,18 por ciento de los municipios consultados tienen página web.