25 de febrero de 2020
 
Actualizado 25/02/2011 15:01:22 CET

Rufi Etxeberria dice que la IA debe proyectar "credibilidad y firmeza" en su apuesta por las vías políticas

Rufi Etxebarria
VINCENT WEST / REUTERS

Afirma que la tregua de ETA tiene "especial trascendencia y valía" y ve a los presos de la banda como "sujeto importante" en la solución

BILBAO, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

El dirigente de la izquierda abertzale ilegalizada Rufi Etxeberria ha señalado que la IA debe proyectar "credibilidad y firmeza" en su apuesta por las vías políticas y democráticas, y ha calificado de "nuestro pasado" el ciclo político anterior, "con sus activos y sus pasivos".

En una entrevista a la página web www.ezkerabertzalea.info, recogida por Europa Press, Etxebrria ha indicado que la legalización de la izquierda abertzale es "un paso en consonancia con la estrategia definida en Zutik Euskal Herria", y ha destacado que su apuesta por una nueva fase política desde vías políticas y democráticas "es el elemento central para situar la legalización en los términos en que se plantea, y con el objetivo de lograr la misma e incidir en el escenario político y social vasco".

En este sentido, ha asegurado que las próximas elecciones municipales y forales son "una oportunidad para llevar al ámbito institucional esta fuerza emergente e imparable de un espacio político independentista" que en su opinión, "será en poco tiempo el carril central de la política vasca".

"La izquierda abertzale tiene que proyectar credibilidad y firmeza en su apuesta por las vías políticas y democráticas. Hemos decidido abrir una nueva fase con una nueva estrategia y unos nuevos instrumentos, y en el marco de esa decisión, lo fundamental es valorar el impulso y desarrollo del proyecto político, de las alianzas socio-políticas, de la confianza social. Antes y ahora, lo fundamental es el desarrollo y la credibilidad de nuestro proyecto político, de la evolución del proceso en términos políticos", ha declarado.

"NUESTRO PASADO CON SUS ACTIVOS Y SUS PASIVOS"

Asimismo, ha reiterado que el ciclo político anterior "es nuestro pasado, con sus activos y sus pasivos", aunque apuesta por asentar el nuevo ciclo político "en parámetros que permitan el desarrollo del proyecto político independentista y socialista, y eso es lo fundamental".

En este sentido, el dirigente abertzale ha manifestado que la izquierda abertzale está "superando el bloqueo impuesto por el Gobierno español durante los últimos años" y, asimismo, "poniendo las bases para el desarrollo de una nueva fase política", en la que, en su opinión, "la acumulación y activación democrática de fuerzas soberanistas e independentistas será determinante para hacer avanzar el proceso político hacia un estadio de reconocimiento y respeto a la voluntad democrática". "Entendemos que estamos dando marcha a un proceso imparable de cambio político y social", ha destacado.

ETA Y GOBIERNO

El dirigente abertzale ha indicado que la declaración de un alto el fuego permanente, general y verificable por parte de ETA, ha supuesto "un paso de especial trascendencia y valía a un escenario de ausencia de violencia con garantías".

Asimismo, ha destacado que el colectivo de presos de ETA "es y debe ser un sujeto importante en el proceso de soluciones al conflicto político". En este sentido, ha subrayado que "la disposición del colectivo a asumir la Declaración de Gernika tiene un enorme valor, teniendo en cuenta los contenidos del acuerdo".

Por otro lado, ha considerado que la normalización política se tiene que dar "en base a pasos que tiene que ir dando el Gobierno español", pasos que, en su opinión, se tienen que dar "fundamentalmente sobre dos ejes", que son, según ha dicho, "la legalización de la izquierda abertzale y el cambio de la política penitenciaria, abordándose medidas concretas en relación a la dispersión, los presos enfermos, la supresión de la 'doctrina Parrot' o la puesta en libertad de presos preventivos".

COMUNIDAD INTERNACIONAL

Rufi Etxeberria ha subrayado el "importante papel" que la comunidad internacional está jugando en el que ha calificado de "incipiente proceso democrático", ya que, en su opinión, a pesar de que "en anteriores procesos su participación era invisible, en los últimos meses está asumiendo una importante aportación y protagonismo para que el conflicto vasco se sitúe en parámetros de diálogo y negociación".

En este sentido, ha destacado que la Declaración de Bruselas ha sido "una referencia básica en los últimos meses" y que, actualmente, la constitución del Grupo Internacional de Contacto ha supuesto "un paso de enorme importancia para impulsar una normalización política y facilitar el dialogo inclusivo entre todas las fuerzas políticas vascas".

POSICION NUMANTINA DEL UNIONISMO ESPAÑOL

Asimismo, ha considerado que la decisión del Grupo Internacional de Contacto de abordar la verificación del alto el fuego de ETA "tiene un valor innegable para garantizar y dar credibilidad a la decisión adoptada por la organización armada vasca". "Así pues, estamos ante una implicación internacional de alto nivel, y desde luego, su trabajo y proyección será muy importante en los próximos meses", ha añadido.

Por contra, ha criticado que "el ninguneo del Gobierno español y del unionismo político" al Grupo Internacional de Contacto "es fruto de su debilidad argumental, es una posición totalmente defensiva ante un contexto que empieza a moverse en parámetros impensables hace tan sólo un año o año y medio".

"Estamos convencidos de que este numantinismo político de los sectores unionistas va en contra de las demandas que se respiran en la sociedad vasca y también en la comunidad internacional y entre los agentes internacionales. Un numantinismo cada día más débil en argumentos y con menos cobertura social", ha asegurado.

ACUERDO CON EA Y ALTERNATIBA, POSICION DE FUERZA PARA NEGOCIAR

Por último, Etxeberria se ha referido a la situación que atraviesa la coalición Nafarroa Bai (NaBai) y ha lamentado que "la decisión de Aralar de hacer de NaBai una franquicia del PNV en el marco de las relaciones entre ambos partidos para posibles acuerdos postelectorales en otros territorios, desmonta la apuesta de cambio que pretendía proyectar".

Aún así, ha afirmado que ello supone "abrir las puertas para que emerja con claridad estratégica un nuevo sujeto político de izquierdas, abertzale e independentista para el cambio social tanto en Navarra como en el conjunto de Euskal Herria".

"El acuerdo estratégico entre la izquierda abertzale y EA, y el acuerdo de ambos con Alternatiba para una propuesta soberanista y de cambio social, está abriendo una correlación de fuerzas nueva y determinante para profundizar en el proceso democrático y avanzar en un proceso de negociación desde una posición de fuerza del soberanismo e independentismo vasco", ha concluido.