Sánchez acuerda con Casado una comunicación permanente sobre Cataluña

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, recibe al líder del PP, Pablo Casado en Moncloa
Jesús Hellín - Europa Press
Actualizado 06/05/2019 17:37:28 CET

Casado se abre a llegar a pactos de Estado con el PSOE y cree que hay que "poner orden" en Cataluña

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, considera normalizada la relación con el líder del PP, Pablo Casado, tras la reunión de algo más de hora y media mantenida en el Palacio de la Moncloa entre ambos líderes, que han decidido establecer una "comunicación permanente" sobre Cataluña y que se buscarán para temas de Estado, han informado fuentes del Ejecutivo.

La reunión se ha calificado de "cordial, afable y fluida" por parte del Gobierno, que considera que el encuentro ha servido para alcanzar el objetivo pretendido: normalizar las relaciones entre los dos líderes después de que Sánchez rompiera con Casado por haberle acusado de ser "partícipe y responsable" de un golpe de Estado en Cataluña. Es más, desde Moncloa avanzan que Sánchez y Casado mantendrán en el futuro encuentros de forma "regular", de tal modo que no sea noticia una reunión por sí misma, sino por los temas tratados.

La conversación de este lunes ha estado centrada, según las fuentes del Ejecutivo, por "cuestiones de gran importancia para los ciudadanos como el Pacto de Toledo y las pensiones, el impulso a la ciencia y la transición ecológica", temas todos ellos de Estado en los que se buscará una relación constante.

La situación territorial, y en especial Cataluña, también han ocupado un espacio destacado en las conversaciones entre Sánchez y Casado. Y es que en opinión del Gobierno, hoy se trataba de dar una imagen de unión del país en los asuntos clave de reforzar la institucionalidad, explican las mismas fuentes.

En el encuentro los dos líderes han hablado asimismo de la situación económica y fiscal, un apartado en que el presidente Sánchez ha reiterado al líder del PP los ejes de su política: luchar contra la desigualdad y favorecer la justicia social, modernizar la economía y consolidar las cuentas fiscales. No se ha hablado en cambio, señalan en el Ejecutivo, sobre acuerdos poselectorales ni otras cuestiones, cuyo desarrollo compete a los grupos parlamentarios.

CASADO RECHAZA ABTENERSE EN LA INVESTIDURA

Casado ha confirmado en una rueda de prensa en Moncloa que el PP no se abstendrá en una investidura de Pedro Sánchez -como sí que hizo el PSOE en 2016 para que Mariano Rajoy fuera investido-- y ha alegado que es "lógico" si quieren ejercer el liderazgo en la oposición no van a "facilitar esa investidura".

Sin embargo, se ha abierto a llegar a acuerdos con el partido de Gobierno en temas como el pacto de Toledo, violencia de género, defensa o política de seguridad. "Tiempo habrá cuando sepamos su programa de Gobierno y los socios para ser investido", para señalar que hay más asuntos sobre los que hay que hablar como financiación autonómica, agua, infraestructuras o cuestiones relacionadas con la educación.

En este punto, ha recordado que el PP y el PSOE "siempre" han garantizado un "tono constructivo" en las cuestiones de Estado por "el bien de España" y ha indicado que si Sánchez puede gobernar cuatro años, la estabilidad "redundará en beneficio de todos los españoles". Eso sí, ha destacado que un Gobierno con 123 escaños es el "más débil" en apoyos parlamentarios de la historia democrática de España.

"PONER ORDEN" EN CATALUÑA

Casado ha asegurado que la firmeza de la oposición del PP será inflexible a la hora de exigir que no haya ninguna concesión a partidos independentistas, que han demostrado una "gran deslealtad" y han actuado en contra de la ley. "El PP estará muy vigilante y pedirá explicaciones de la política territorial que se haga", ha advertido.

Al ser preguntado si ha solicitado a Sánchez que aplique el artículo 155 de la Constitución en Cataluña, Casado ha afirmado que el PP piensa que en esa comunidad "sigue habiendo un problema muy serio" de cumplimiento de la legalidad que está "redundando muy negativamente en la prosperidad de los catalanes". Además, ha dicho que hay "muchas leyes, más allá del 155, que se pueden aplicar" en esta comunidad, como la ley de acción exterior, la ley de partidos o la ley de financiación de partidos.

"Espero que el Gobierno que salga de la ronda de consultas ponga orden", ha demandado, tras recordar lo que pasó este domingo cuando la ministra de Justicia, Dolores Delgado, abandonó el homenaje de la Generalitat de Cataluña en Mauthausen (Austria) a los republicanos deportados durante el nazismo, al hablar el Govern de "presos políticos".

Según Casado, no pueden tener al frente de la Generalitat a un Gobierno autonómico que "sigue difamando a los españoles" y "arruinando" la economía de esa comunidad. "Estoy convencido de que eso el PSOE lo entiende", ha concluido.

Contador