Sánchez alerta a Casado de que se está echando en brazos de Vox y aconseja a C's alejarse de esa España "rancia"

Publicado 12/12/2018 15:26:12CET

Casado dice que los andaluces ya han dado "un aviso" al PSOE y Rivera cree que el 2D es un "preludio" de lo que pasará a nivel nacional

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recurrido a los pactos poselectorales en Andalucía, donde PP y Ciudadanos negocian la formación de un Gobierno que tendría que contar con los votos de Vox, para atacar dialécticamente a las formaciones de Pablo Casado y Albert Rivera durante el Pleno en el Congreso de los Diputados sobre Cataluña.

En su primer turno de réplica, Sánchez ha advertido a Casado de estar a punto de cometer un "gran error histórico", el "echarse en brazos" de esa escisión de su partido que es Vox. Una advertencia que ha extendido a Rivera, al que ha alertado de que si concreta ese "pacto vergonzante" en Andalucía cuando se convoquen las elecciones generales en España "sólo podrá movilizar a la España rancia".

Sánchez también se ha sorprendido de que un líder tan joven como Casado pueda parecer "tan carca" y se ha burlado de las declaraciones que efectuó el 29 de octubre de 2017 en una rueda de prensa, en la que señaló que la aplicación del artículo 155 era un "aviso" para Cataluña y para el resto de las Comunidades Autónomas. "Tiene amenazada a toda España", ha comentado con sorna.

El jefe del Ejecutivo ha lamentado que Casado imprima un "tono faltón" en sus intervenciones contra el Gobierno español y se limite a soltar una "suerte de sumario de eslóganes sin contenido", llevando al partido a la "involución" y a asemejarse más a una formación en el inicio de la Transición que a un partido acorde con los tiempos actuales.

Pero sobre todo, le ha afeado que, a diferencia de cuando el PSOE está en la oposición, el PP, en lugar de apoyar al Gobierno en las cuestiones de Estado, utiliza el terrorismo o Cataluña para obtener réditos políticos.

"En el fondo cuando apela constantemente a un 155 perpetuo demuestra que no tiene proyecto político ni para España ni para Cataluña", le ha espetado al líder 'popular', al que ve, junto a Rivera y el líder de Vox, Santiago Abascal, compartiendo un "ventrílocuo" común, que es el expresidente del Gobierno del PP José María Aznar. Pero Sánchez le ha recordado que Aznar ganó las elecciones de 1996 "invocando a Azaña y hablando catalán en la intimdad".

A diferencia de la estrategia de usar el agravio territorial como arma política, el Gobierno socialista, en Cataluña, no echa "gasolina al fuego" sino "agua".

A Rivera, Sánchez le ha reprochado que esté denunciando todo el tiempo los pactos del Gobierno con los independentistas, cuando Ciudadanos ha acordado con ellos la renovación de la cúpula de los medios públicos catalanes.

El presidente tampoco ha permitido que Rivera le acuse de no defender a los catalanes no independentista. "Lo hacemos. Pero usted como primera fuerza en Cataluña, ¿qué ha hecho? Votar a Ciudadanos es un voto inútil y de frustración", ha denunciado.

VALLS O VOX

Pero a Rivera sobre todo le ha reclamado que emule a la derecha europea que se siente "orgullosa" de no pactar con la ultraderecha y le ha pedido que escuche "menos a su ambición" y más a esos compañeros de la derecha europea.

"¿Macron o Le Pen? ¿Merkel o Salvini? ¿Valls o Vox? Ésa es la cuestión", le ha presionado Sánchez, que ha leído una serie de afirmaciones de Abascal, como que el franquismo "no fue una dictadura", que defiende la desaparición de las autonomías, que sostiene que hoy en día una mujer que está sola en casa y se da un golpe puede hacer que su marido duerma en la cárcel con una denuncia falsa, o que afirma que los delincuentes son mayoritariamente extranjeros.

RIVERA: LO DEL 2D, "UN PRELUDIO" A NIVEL NACIONAL

En su turno, el líder de Ciudadanos ha destacado que el PSOE "no va a gobernar Andalucía" y van a pasar a la oposición después de 37 años al frente de la Junta, un hecho que, a su juicio, es un "preludio" de lo que va pasar "a nivel nacional". Dicho esto, ha señalado al PSOE que dirige Pedro Sánchez que "lo tiene muy fácil", abstenerse y dejar que el PP y Cs gobiernen en esa comunidad.

De hecho, ha recordado que en su día en el PSOE a Sánchez "también le echaron por eso, por tener que abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy". Según ha añadido, en ese momento se decidió que había que abstenerse para "no bloquear las instituciones".

Por eso, ha preguntado a Sánchez si va a dejar que dos partidos constitucionalistas gobiernen en Andalucía. "Ah, que usted prefiere que sea Vox. Ahora lo he entendido, quiere que los extremos tengan la llave y no que gobernemos los constitucionalistas", ha proclamado.

Sin embargo, le ha avisado que "esos extremos acabarán quitando" voto al PSOE. "Va usted por buen camino, ya verá como los extremos se lo comen", ha resaltado, para pedir al jefe del Ejecutivo que piense en "el bien de los andaluces" y que el PSOE se vaya a la oposición ejerciendo un papel institucional.

Tras escuchar a Rivera afirmar que los resultados de las elecciones en Andalucía pueden ser el preludio de lo que pueda pasar en el resto de España, a Sánchez no le han quedado dudas de que el verdadero objetivo de Ciudadanos es echar al PSOE de las instituciones de gobierno.

CASADO: LOS VOTANTES DEL PSOE SABRÁN LO QUE HAN HECHO

En su intervención inicial, el líder del PP, Pablo Casado, ha advertido a Sánchez de que los votantes en Andalucía ya han dado un "aviso" a Sánchez y al PSOE y le ha emplazado a "cumplir con su palabra" y convocar cuanto antes elecciones generales en España.

Tras insistir en que los andaluces han dicho "alto y claro" Sánchez que su "tiempo" al frente del Gobierno de España ha terminado, ha señalado que ese resultado de los comicios del 2 de diciembre "a quien no ha gustado" es a los diputados socialistas, en alusión a las peticiones en las filas del PSOE para que la dirección abra una reflexión tras el batacazo electoral.

A este respecto, Casado se ha mostrado seguro de que a los votantes del PSOE no les va a gustar lo que va a encontrar el PP "cuando entre en el Palacio de San Telmo" para gobernar esta comunidad. "Sabrán lo que han hecho durante 36 años a costa de sus impuestos, de su futuro y de su progreso", ha enfatizado.