Santi Potros podría haber evitado su detención si hubiera abandonado España en 45 días desde su excarcelación

Actualizado 19/01/2015 11:42:27 CET

Francia no concedió la entrega por estos procedimientos pero el juez Andreu ha ordenado ahora su arresto con un convenio de la UE

   MADRID, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El etarra Santiago Arrospide Sarasola, 'Santi Potros', ha sido detenido en aplicación del Convenio Europeo de Extradición de 1957 que establece que si hubiera abandonado el territorio español en un plazo de 45 días desde su excarcelación definitiva, que se produjo el pasado 4 de diciembre, España no habría podido perseguirle por dos atentados cometidos en 1986 y 1987.

    El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha ordenado su arresto por un atentado cometido en Barcelona en 1987 contra una patrulla del Instituto Armado y por el intento de asesinato del fiscal general del Estado Luis Antonio Burón Barba en 1986.

   El magistrado solicitó a Francia su extradición por estas dos causas, pero le fue denegada, aunque las autoridades galas aceptaron entregarle por otros procedimientos abiertos en España.

   No obstante, el Convenio Europeo de Extradición de 1957 en su artículo 14.1, permite la detención y persecución del procesado por estas dos causas en los siguientes supuestos: cuando no se abandona el país al que fue entregado (en este caso España) dentro de los 45 días siguientes a su excarcelación definitiva, o si regresa al mismo en ese plazo de tiempo.

Para leer más