Publicado 25/11/2020 12:48CET

El segundo caso de bebés robados que iba a juzgarse se extingue al fallecer el médico acusado, mano derecha de Sor María

Sor María, imputada por el caso de los bebés robados
Sor María, imputada por el caso de los bebés robados - EUROPA PRESS - Archivo

El doctor Botija fue ginecólogo de la Clínica Santa Cristina y la Monja María Gómez Valbuena habría sido la autora material del delito

MADRID, 25 Nov. (EURPA PRESS) -

El segundo caso del entramado de bebés robados que iba a llegar a juicio en España se ha extinguido al fallecer el pasado verano el único médico acusado, el ginecólogo jubilado Joaquín Botija Botija, han informado a Europa Press fuentes jurídicas.

Estaba previsto que la vista se celebrara en noviembre de 2019 pero se tuvo que aplazar por razones de salud ya que sufría una insuficiencia respiratoria que le impedía acudir. El acusado falleció el pasado junio con 75 años, por lo que el procedimiento judicial decae.

Botija fue ginecólogo de la Clínica Santa Cristina y se le acusaba de presuntamente sustraer un bebé en 1975. La Monja María Gómez Valbuena, conocida como Sor María y ya fallecida, habría sido la autora material del delito, según el abogado de la acusación particular.

La acusación particular, en nombre de la afectada, solicitaba una petición de ocho años de cárcel por un delito de falsedad documental; otro por detención ilegal; y otro por suposición de parto. El fiscal no acusaba.

En una de las vistas suspendidas, el abogado Guillermo Peña explicó con la partida de nacimiento en la mano que se inscribió a un "niño fantasma" que lleva 44 años perdido, dado que no constaba ningún tipo de dato. Tal solo se podía leer el nombre de Víctor Manuel.

CRONOLOGÍA DEL CASO

Se trata de un caso de octubre de 1975 ocurrido en esta clínica ya desaparecida. Adelina Ibáñez Mezcua llevó el asunto a los tribunales en 2013 tras denunciar la desaparición de su hijo nada más nacer. Acusó a la Monja Sor María, fallecida en 2013, de sustraer presuntamente a su pequeño por haber nacido del "pecado".

El primer juicio sentó frente a la Justicia al doctor Eduardo Vela, quien fue absuelto de los delitos de detención ilegal, suposición al parto y falsedad por prescripción. Su denunciante reconoció meses más tarde que su madre biológica la había dado en adopción.

El caso de Adelina recayó en el Juzgado de Instrucción número 19 de Madrid, cuyo titular imputó y procesó al ginecólogo que atendió a la víctima. Ahora, el juicio llegará a la Audiencia de Madrid. La Fiscalía pide la absolución del acusado, han confirmado a Europa Press fuentes fiscales.

El abogado de la asociación de Bebés Robados explicó a Europa Press que se quiso acusar al entonces director de la Clínica al aparecer su nombre en la partida de nacimiento, un hallazgo que llegó tarde a la investigación dado que ya estaba agotada.