Actualizado 03/05/2007 18:49 CET

Sevilla.- 27-M.- Villar teme que las líneas restantes del metro sean tranviarias y promete un suburbano "de verdad"

Anuncia que respetará el tranvía 'Metrocentro' ya instalado pero no licitará nuevos tramos

SEVILLA, 3 May. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PA en el Ayuntamiento de Sevilla y candidato a la Alcaldía, Agustín Villar, advirtió hoy de la posibilidad de que la redacción de los proyectos constructivos de las líneas dos y tres de la red de metro, licitada recientemente por Ferrocarriles de la Junta de Andalucía, encuentre en el tranvía su "solución" para no construir un metro subterráneo, por lo que de cara a la cita electoral, se comprometió a licitar las tres restantes líneas de metro con carácter subterráneo "con o sin" el apoyo financiero de la Administración autonómica.

En el transcurso de un almuerzo de trabajo celebrado por el restaurante La Raza, Agustín Villar lamentó que el alcalde de Sevilla, el socialista Alfredo Sánchez Monteseirín, haya impulsado una serie de obras "a tontas y a locas", advirtiendo de que éste ha promovido "un Ibertren" como el tranvía 'Metrocentro' en lugar de un metro "de verdad", por lo que se comprometió a no licitar "ni un kilómetro más" de tranvía si se alza con el gobierno de la ciudad, respetando siempre el tramo ya instalado pero poniendo en marcha las restantes líneas de metro --la dos, la tres y la cuatro-- "con o sin el apoyo financiero de la Junta".

Villar advirtió de la los contratos de consultoría para la redacción de los proyectos constructivos de las líneas dos y tres licitados por la Consejería de Obras Públicas y Transportes por un presupuesto de 12,2 millones de euros aluden a documentos a caballo entre un proyecto propiamente dicho y un estudio informativo, por lo que mostró su temor ante un "engaño de chinos" que se materialice en un tranvía similar al que cruzará la avenida de la Constitución de la ciudad hispalense.

"MAMARACHO" EN LA ENCARNACIÓN

Abundando en el capítulo de proyectos, Villar rememoró el malogrado proyecto impulsado por el PA para el solar de la plaza de La Encarnación y su antiguo mercado de abasto, responsabilizando al PSOE de los altos costes de la iniciativa que ahora construye Sacyr al haber paralizado este partido el proyecto que en su día promovió el PA agarrando la financiación de las obras a la construcción de un gran aparcamiento subterráneo. A su juicio, el vanguardista pero polémico diseño del arquitecto alemán Jürgen Mayer es un auténtico "mamarracho" que él mismo espera modificar si se alza "a tiempo" con el gobierno de la ciudad hispalense.

Pero una de sus primeras iniciativas si obtiene el respaldo del electorado, según dijo, será "revisar" profundamente el contenido del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), dado que éste no contempla "garantías de financiación" para nuevas infraestructuras en las áreas de expansión.