Solo 1.945 empleados públicos catalanes cobrarán todas las pagas

Actualizado 06/06/2013 16:30:00 CET
EUROPA PRESS

BARCELONA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

La decisión de la Generalitat de no recortar una de las dos pagas extra a los empleados públicos con un sueldo inferior a 18.068 euros anuales --menos de dos veces el salario mínimo interprofesional-- afectará solo a 1.945 personas, lo que supone menos de un 1% de los 200.000 trabajadores de la función pública, según han criticado este jueves los sindicatos tras reunirse con representantes del Govern.

Además de estos 1.945 empleados que cobrarán la paga entera, el Govern prevé abonarla parcialmente a 3.029 trabajadores que tienen un salario anual superior a los 18.068 euros pero que con el recorte de la paga entera no alcanzarían este límite.

Según los sindicatos, esta exención beneficia principalmente a las categorías de subalternos y auxiliares de nivel mínimo, y supondrá menos de seis millones de euros para la Generalitat, de los 740 de ahorro que supone recortar la paga a todos los empleados públicos.

También han criticado que a los trabajadores con jornada reducida se les extrapolará el sueldo al que les correspondería con jornada completa, con lo que, si superan los 18.068 euros, no estarán incluidos en la exención y podrían cobrar menos de este límite marcado por la Generalitat tras el recorte de una paga.

El representante del sindicato IAC, José Antonio Jiménez Custodio, ha considerado que la exención del recorte de la paga a solo 1.945 trabajadores es "limosna para hacer propaganda y demagogia ante la ciudadanía".

El responsable del área de la Función Pública de CC.OO. de Cataluña, Xesús González, ha afirmado en declaraciones a los medios que los sindicatos están "indignados" con la Generalitat porque no da ningún margen de negociación y solo convoca a la mesa para transmitir medidas decididas previamente de forma unilateral.

Ha considerado que el recorte de una paga a los empleados públicos no es una necesidad económica sino una opción ideológica, ya que desde principios de año se ha incrementado el techo del déficit y se ha aprobado el impuesto de depósitos bancarios, a lo que se podría sumar el impuesto de sucesiones, lo que supondría unos 1.500 millones de euros de ingresos a las arcas públicas.

EL PRECIO DE LA CONSULTA

Ha reprochado también que ERC haya pactado esta medida con el Govern a cambio de la consulta sobre la independencia: "La consulta es un derecho de los catalanes y no tiene precio, y alguien le ha puesto precio: recortar los salarios de los empleados públicos".

Según los cálculos de los sindicatos, la administración pública de la Generalitat se ha reducido en 12.000 trabajadores desde 2011: 7.000 que se han recortado y 5.000 que se han dejado de contratar para sustituciones.

Su homólogo en UGT de Cataluña, Xavier Casas, ha considerado que el Govern no tiene legitimidad para recortar el salario de los trabajadores públicos sin tener el presupuesto para este año aprobado, y ha asegurado que la opacidad en la negociación es "propia de otras épocas históricas".