El TC tramitará el recurso de dos fugados del 'procés' contra la negativa del TS de apartar a Llarena de la instrucción

Publicado 28/12/2018 14:10:22CET

Serret y Comín recusaron al juez tras demandarle civilmente en Bélgica, lo que se rechazó por ser "fraude procesal"

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Tribunal Constitucional (TC) ha decidido por unanimidad admitir a trámite el recurso de amparo promovido por dos exconsejeros catalanes investigados por el 'procés' independentista en Cataluña que permanecen huidos, Meritxell Serret y Antoni Comín, contra la negativa del Tribunal Supremo de apartar el pasado verano al magistrado Pablo Llarena, instructor del procedimiento.

Los exmandatarios lo pidieron al considerar que el juez no era imparcial porque ambos, junto al expresdent Carles Puigdemont, le habían demandado civilmente en Bélgica, lo que fue calificado en el alto tribunal español de fraude procesal.

Serret y Comín recurrieron entonces en amparo el auto de Llarena rechazando apartarse y también el dictado posteriormente por la Sala de lo Penal del Supremo confirmando dicha resolución de fechas 14 de junio y 4 de julio, respectivamente.

El TC ha admitido este jueves que el asunto "plantea un problema o afecta a una faceta de un derecho fundamental sobre el que no hay doctrina de este Tribunal" y por ello debe pronunciarse sobre el fondo.

"El recurso puede dar ocasión al tribunal para aclarar o cambiar su doctrina como consecuencia de un proceso de reflexión interna", dice el auto del tribunal de garantías dado a conocer este lunes, aunque tiene fecha de hace diez días.

El motivo del rechazo de plano en su día de la recusación se justificó en que la causa alegada para que Llarena se apartase no puede alegarse cuando el pleito --en Bélgica-- que se dice pendiente se había planteado después de la designación de éste como instructor del procedimiento.

Según el escrito de recusación presentado por la defensa de Serret y Comín el daño se habría producido "mediante una campaña de descrédito contra estas dos personas (y otros encausados), por su condición y sus funciones políticas", y habría consistido en "una persecución judicial y mediática" que habría vulnerado su derecho a la presunción de inocencia, además de afectar a sus derechos políticos "en cuanto miembros de un Gobierno autónomo.

En su respuesta, Llarena les dijo que acceder a una recusación de este tipo dejaría en manos de la voluntad de las partes apartar a cualquier instructor cuando discrepen del contenido de su investigación. Les bastaría la presentación de una demanda contra él después de iniciada la instrucción, y ello constituye un fraude procesal.

Contador