Publicado 15/09/2020 15:26:52 +02:00CET

Teddy Bautista sostiene que los contratos de SGAE con la empresa de Neri contaban con el aval de órganos internos

El músico y actor teatral español, líder del grupo musical 'Los Canarios', Teddy Bautista, llega a una Asamblea General Ordinaria en el Hotel Intercontinental de Madrid.
El músico y actor teatral español, líder del grupo musical 'Los Canarios', Teddy Bautista, llega a una Asamblea General Ordinaria en el Hotel Intercontinental de Madrid. - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

El fiscal pide 7 años de cárcel para el por el saqueo de las arcas de la sociedad de autores

MADRID, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

El que fuera presidente del Consejo de Dirección de la Sociedad General de Autores (SGAE) Teddy Bautista ha señalado este martes
que todas las decisiones de contratación de la sociedad con la empresa de José Luis Rodríguez Neri --Microgénesis-- venían respaldadas por los órganos de dirección internos correspondientes de la sociedad.

En su declaración durante la vista oral que se celebra en la Audiencia Nacional contra él y otras nueve personas por el presunto desvío de fondos de la sociedad, ha incidido así en que de hecho ni si quiera fue él quien introdujo a Neri --que acabó siendo directo de la filial digital de la sociedad (SDAE)-- en la SGAE, sino que cuando él le contacta lo hace porque ya era "proveedor habitual".

Pero según el juez instructor, la trama, que habría cometido delitos de asociación ilícita u organización criminal, falsedad en documento mercantil, administración desleal y apropiación indebida, llevó a cabo "una sofisticada estratagema para derivar masivamente fondos de la SGAE" a la organización comandada por José Luis Rodríguez Neri mediante la asignación arbitraria a 'Microgénesis' de decenas de millones de euros supuestamente para el desarrollo de soluciones tecnológicas, causando "perjuicios y pérdidas constatados" para la sociedad de autores.

En su declaración, Bautista ha afirmado que esos contratos celebrados con la empresa de Neri se enmarcaban en el proceso de modernización de la sociedad, que debía dar el salto "del siglo XVIII al XXI" añadiendo a su trabajo habitual el de la explotación y control del uso de contenidos en nuevas redes sociales.

Por ese motivo, ha explicado Bautista, se creó un grupo de investigación y desarrollo en el seno de la SGAE que finalmente devino en la creación de esa sociedad digital denominada "por consejo de expertos en branding" como SDAE.

EL DIRECTOR DE OPERACIONES Y LUIS COBOS

Respecto a uno de los primeros contratos que firmó con Neri, como representante de Microgénesis, y que data del 1996, Bautista ha indicado que se asesoró antes gracias al director de operaciones Galindo Villoria que ya contrataba con Neri previamente. Villoria "Debía recurrir mucho a contratar fuera servicios que no teníamos dentro", ha recordado, para luego subrayar la empresa de Neri era "proveedor habitual del departamento de Galindo Villoria" y que por esa razón entra él "en contacto con el señor Neri".

Pero el que fuera presidente de la SGAE desde finales de los 90 y durante la primera década de los 2000 ha recordado que también consultó sobre Neri al compositor Luis Cobos, quien le habría explicado que había trabajado como experto informático en Telefónica. "Pero me hubiese bastado con que Galindo hubiera dicho que era una de las empresas proveedoras que vienen bien, la SGAE era grande pero estábamos en proceso de transformación", ha puntualizado.

Dando un salto en el tiempo, es en 1999 cuando se decide que sea el propio Neri el coordinador de la futura SDAE que se lanzaría en el 2000, una decisión que Bautista ha defendido que fue, como el resto de decisiones, consensuada con los diferentes órganos de la sociedad pero a propuesta de él, y todo después de una suerte de "retiros espirituales" en los que vio claro el fallo del sistema que habían seguido hasta la fecha.

Sobre uno de los puntos, el cinco, del acuerdo de SDAE con Microgénesis, que comprendía asegurarse el control del 51% de esa empresa por parte de SGAE par atener el control sobre el instrumento para que el operador no se lo pudiera vender a terceros que fueran competencia, ha apuntado que fue un acuerdo mercantil que se veía necesario.

Sin embargo, ha explicado que finalmente se decidió que era mejor realizar un contrato sobre garantía de propiedad intelectual de las herramientas y uso y explotación de las mismas. "Y ahí es donde se hace la variación que después se comunica a la junta directiva y la junta directiva de la SGAE aprueba", ha incidido.

EL TÁNDEM BAUTISTA Y NERI

Al hilo, ha reseñado que propuso a Neri como director de la SDAE porque era lo que se había hablado en el seno del "staff" de la sociedad, formado por personas de confianza como el director de Servicios Jurídicos, el director Operaciones o el de Sistemas.

"Era la persona que teníamos al alcance de nuestros medios, no podíamos contratar al director de sistemas de Microsoft. De acuerdo con nuestra experiencia Neri era profesional de primera magnitud capaz de desarrollar desde un diccionario de datos hasta un programa complejo de algoritmos", ha recordado.

La Fiscalía Anticorrupción estimaba en su escrito de acusación que el perjuicio causado a la SGAE por el desvío de fondos ascendería a 47.606.746,46 euros. Apuntaba asimismo que Bautista dispensó un trato preferencial a Neri, quien mantuvo una posición de "privilegio" debido a su cercanía con Bautista.

Contador

Para leer más