Actualizado 17/02/2007 17:49 CET

Touriño garantiza que se han adoptado "todas las medidas razonables" que la situación del 'Ostedijk' "demanda"

OVIEDO, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, garantizó hoy que el dispositivo de respuesta al "incidente" del buque de carga holandés 'Ostedijk' ya ha adoptado "todas las medidas razonables" que "demanda" la situación, debido al "riesgo de toxicidad" por la descomposición de los fertilizantes que transporta.

En declaraciones a los medios de comunicación antes de abandonar Oviedo, donde permanecía desde ayer con motivo de la VIII Cumbre Asturias-Galicia, Touriño aseguró que "lo que hay es la necesidad de responder a una emergencia y se está respondiendo", si bien admitió que el "control absoluto" estará salvaguardado "cuando se sofoque la ebullición de la carga y el buque esté en el puerto correspondiente".

El mandatario, que partió hacia Santiago de Compostela para seguir la situación desde su residencia oficial, explicó que, con todo, "no hay riesgo" para los tripulantes, puesto que el "problema no es del barco". Así, aclaró que el carguero está "bien" y que "el problema es la carga", ya que "ciertos fertilizantes en determinadas condiciones pueden provocar esta situación".

No obstante, advirtió de que "no es momento para evaluar" la situación del barco, puesto que la prioridad actual es garantizar que la actuación de los servicios de Salvamento Marítimo para "darle remolque y alejarlo de la zona más próxima de la costa" e impiden que haya cualquier riesgo de contaminación.

Touriño confirmó que la situación se produjo por la descomposición del fertilizante que transportaba el 'Ostedijk', amoníaco que se transforma en nitrato "con cierto riesgo de toxicidad", lo que llevó a la articulación de los "mecanismos de respuesta y de control de la situación".

CECOP

Al respecto, ratificó que la responsabilidad la ha asumido el delegado de Gobierno, Manuel Ameijeiras, y el titular de Capitanía Marítima de A Coruña, y que, por parte de la Xunta, se constituyó el Centro de Coordinación de Operaciones (Cecop), que engloba a las consellerías afectadas por este suceso, bajo la coordinación del conselleiro de Presidencia, José Luis Méndez Romeu.

"Vamos a ver cómo evoluciona la situación, se trata de garantizar, por encima de todo, la seguridad y minimizar cualquier riesgo de contaminación de uno u otro tipo", añadió el presidente, quien recordó que, para evaluar el nivel de riesgo, "hay que esperar".

Así, incidió en que "se están haciendo los análisis", puesto que para actuar sobre la carga que se descompone hay que aligerar la que está sobre ella y permitir sofocar con agua la fermentación. Para ello, informó de que es necesario descargar parte de la carga, bien desde el mar, "con una operación que hay que evaluar", o desde una posición fija, en una zona portuaria.

Al respecto, subrayó la necesidad de "garantizar por encima de todo la seguridad y evitar riesgos de toxicidad" y aseveró que las autoridades al frente del dispositivo tendrán esta prioridad. "Haremos un seguimiento continuo, iremos tomando decisiones según corresponda", concluyó.