Actualizado 03/04/2007 17:07 CET

El TS admite a trámite el recurso presentado por los chinos acusados de secuestrar a un menor

SEVILLA, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo (TS) ha admitido a trámite el recurso presentado por tres de los seis ciudadanos chinos condenados por la Audiencia Provincial de Sevilla a nueve años de prisión por un delito de secuestro --uno de ellos a cuatro años por cómplice-- por retener contra su voluntad a un menor compatriota para pedir al padre, propietario de un restaurante en Mairena del Aljarafe (Sevilla), una cuantiosa suma por el rescate.

Fuentes del caso indicaron a Europa Press que será la Sala Segunda del TS la que tendrá que resolver el recurso en el que los condenados solicitaban su libre absolución, ya que niegan que participaran en el secuestro, tras admitirlo a trámite la semana pasada.

Tres de los condenados no presentaron recurso, ya que se declararon culpables en el transcurso del juicio oral, celebrado en la Sección Séptima de la Audiencia el pasado 4 de octubre, mientras que otros dos fueron absueltos de los cargos que se les imputaban.

Estos fueron detenidos como portadores de los teléfonos móviles desde los que se hicieron las llamadas al padre del menor para que hiciera efectivo el rescate, sin embargo, las pruebas no pudieron determinar su implicación. Asimismo, el acusado que ha sido condenado como cómplice fue detenido en el momento en que acudieron a recoger la mochila que portaba el pago del rescate, sin que tampoco haya podido ser demostrada su participación en el secuestro.

La sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, establecía además, que los condenados deben pagar una indemnización de 300 euros por las lesiones causadas y de 9.000 euros por daños morales al padre del menor.

Los hechos sucedieron poco antes del 5 de septiembre de 2004 cuando los detenidos supuestamente decidieron llevar a cabo el secuestro del niño para pedir al padre una importante suma, pues creían que tenía una elevada solvencia económica.

Los procesados entraron en el domicilio del menor, lo amordazaron y lo trasladaron a la finca La Arjona en Alhaurín de la Torre (Málaga) en el vehículo propiedad de uno de los acusados, donde estuvo encerrado en un pequeño habitáculo, destinado originariamente a albergar la maquinaria de depuración.

Los secuestradores dejaron en el domicilio del menor una nota con caracteres chinos con la indicación 'No llames a la Policía, si no te enterarás', en las que aparecieron huellas dactilares de dos de los procesados. Como recompensa solicitaron 100.000 euros que debían ser entregados en Madrid, pero la localización del teléfono móvil desde el que llamaron al padre posibilitó el rescate del menor y la detención de dos de los acusados. El resto de los procesados fueron detenidos en los días posteriores en Fuengirola, Madrid, Estepona y Albacete.