Actualizado 19/04/2007 13:07 CET

TSJPV.-Otegi pide que se desactive la ley de Partidos para cambiar el actual contexto por otro que favorezca el proceso

BILBAO, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Batasuna Arnaldo Otegi exigió hoy, ante las puertas del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) en Bilbao, que se desactive la ley de Partidos para cambiar el actual contexto pre-electoral por otro que favorezca "el proceso democrático".

Otegi y Etxeberria llegaron al Palacio de Justicia un cuarto de hora después que la también miembro de la Comisión negociadora de Batasuna Olatz Dañobeitia, quien fue trasladada en una furgoneta de la Ertzaintza desde la cárcel de Nanclares, en la que pasó la noche. Los tres deberán prestar declaración ante la Sala Civil y Penal como imputados por la reunión mantenida el pasado 6 de julio de 2006 con dirigentes del PSE-EE.

Situado, junto a Rufi Etxeberria, tras la pancarta que simpatizantes de la izquierda abertzale portan para expresar su protesta por la comparecencia de los dirigentes de la izquierda abertzale, Otegi lamentó que "desgraciadamente ya se ha convertido casi en una costumbre" que delegaciones y militantes "de la izquierda independentista" estén citados ante los Tribunales de Justicia, "entre comillas".

"Queremos volver a decir, resaltar y subrayar que no estamos ante un problema jurídico, que éste es un problema política, democrático, de libertades democráticas, de democracia, al fin y al cabo", aseguró.

En su opinión, el "origen" de estos "problemas" reside en la Ley de Partidos, "que en su día fue elaborada por el PP y consensuada con el PSE" y cuya única pretensión es, a su juicio, "intentar impedir la actividad política en igualdad de condiciones de la izquierda independentista".

"Por lo tanto -indicó- hoy podemos volver a decir, a subrayar y a exigir la derogación de esa ley, su desactivación, en un contexto como el actual, que es un contexto pre-electoral".

El dirigente abertzale aclaró que "existe una oportunidad de convertir este contexto en otro que favorezca el proceso democrático". En su opinión, "seguir manteniéndose en una apuesta política que busca, desde las recetas del pasado, impedir que la izquierda independentista haga política en este país es buscar y apostar por bloquear una solución política al conflicto vasco".

Por esta causa, exigió de nuevo "que se haga una apuesta realmente por las vías políticas y democráticas". "Eso es lo que le corresponde hacer al Estado español, al Estado francés, exigiéndole que cese de una vez por todas la persecución que, con carácter judicial se mantiene contra la izquierda independentista, su base social y su electorado", concluyó.