UE.- La CE resalta que el marco europeo de cualificaciones fomentará la movilidad y la formación continua

Actualizado 26/11/2007 20:42:52 CET

BRUSELAS, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El comisario de Educación, Jan Figel, resaltó hoy que el nuevo marco europeo de cualificaciones, aprobado por los 27 Estados miembros el pasado 15, permitirá acabar con los "obstáculos" que todavía persisten en la UE en cuanto a movilidad por motivos educativos o profesionales y facilitará el acceso a la formación continua de los ciudadanos en otro país comunitario distinto del suyo. En 2012, todos los títulos académicos nacionales deberán indicar con qué nivel del marco europeo se corresponden para facilitar su reconocimiento en el conjunto de la UE.

"Demasiadas veces las personas en Europa se enfrentan a obstáculos cuando quieren estudiar o trabajar en otro país comunitario. A veces incluso se encuentran con dificultades para pasar de un sector a otro de su propio sistema educativo, por ejemplo de la formación profesional a la educación superior", lamentó el comisario en una conferencia sobre educación pronunciada en Lisboa, cuyo contenido fue difundido en Bruselas.

Para invertir esta situación, el nuevo marco "hará que las cualificaciones sean más sencillas de traducir entre distintos países europeos y así fomentará la movilidad para aprender o trabajar", explicó Figel. En los próximos años, adelantó, el marco europeo de cualificaciones "promoverá la formación continua, por ejemplo, facilitando el reconocimiento de los resultados de ese aprendizaje". TRADUCIR LAS CALIFICACIONES EN LA UE

Según explicó en rueda de prensa el portavoz del comisario, John MacDonald, el marco europeo de cualificaciones "actuará como una herramienta de traducción" para comparar en los distintos Estados miembro sus sistemas de cualificaciones y establecer un mecanismo de equivalencias entre todos los países comunitarios.

Se trata, dijo, de un proyecto "muy ambicioso" con dos objetivos: promover la movilidad de los ciudadanos dentro de la UE y facilitar la formación y aprendizaje continuo a lo largo de toda la vida. Ambos son "indispensables", según Bruselas, para acceder a más y mejores puestos de trabajo, así como para potenciar el crecimiento en la UE.

El sistema europeo de cualificaciones se compone de ocho niveles de referencia que describen qué conoce, qué comprende y qué es capaz de hacer una persona en términos de resultados del aprendizaje, independientemente de la forma en que se haya adquirido y cubren desde niveles básicos de conocimiento hasta los más avanzados.

"Las calificaciones emitidas por las autoridades competentes nacionales en un país estarían vinculadas a uno de estos niveles", explicó MacDonald. A pesar de que la adopción del marco de calificaciones europeo por parte de los Estados miembro es "voluntario", recordó el portavoz, "los Estados miembro han respaldado ya la iniciativa". Reino Unido, Francia, Irlanda y Malta cuentan con sus propios marcos de cualificaciones nacionales "fáciles de equiparar" con el marco europeo, precisó MacDonald.

La idea, añadió, es que para 2010 los Estados miembros hayan hecho una "equiparación" entre sus sistemas de cualificaciones y el sistema europeo y que todos los nuevos certificados y diplomas expedidos en los 27 se presenten conforme al nuevo sistema, como muy tarde, en 2012.