UGT considera que la huelga de las auxiliares puede servir de disculpa a ArcelorMittal para "radicalizar su discurso"

Actualizado 27/05/2009 15:38:54 CET
Actualizado 27/05/2009 15:38:54 CET

UGT considera que la huelga de las auxiliares puede servir de disculpa a ArcelorMittal para "radicalizar su discurso"

Reuters

Exige la internalización en la multinacional de los 2.300 empleados fijos de empresa y de obra que trabajan en las subcontratas

OVIEDO, 27 May. (EUROPA PRESS) -

La Federación del Metal (MCA) de la Unión General de Trabajadores considera que la huelga del pasado lunes en las industrias auxiliares de ArcelorMittal, apoyada, entre otros, por Comisiones Obreras y USO, puede servir de "disculpa" a la multinacional para "radicalizar su discurso", y también para la paralización futura de la actividad de las subcontratas. El sindicato apostó por "reconducir la situación" y no recurrir al "chantaje", tanto sindical como empresarial. Exige la internalización de todos los empleados fijos continuos y discontinuos de este sector en la plantilla de la planta asturiana del gigante siderúrgico.

Así lo expresó Eduardo Donaire, secretario general de la MCA, en una rueda de prensa en la que se mostró especialmente crítico con la actitud del sindicato Comisiones Obreras en el conflicto, si bien en ningún momento mencionó a esta central.

Donaire afirmó que la huelga "no es motivo para que la empresa radicalice su discurso", en referencia a las declaraciones del director general del grupo siderúrgico en España, Gonzalo Urquijo, que amenazó ayer con cerrar el último horno alto de Gijón si no se reanudaba el trabajo auxiliar. Pero a continuación, en clara alusión a Comisiones Obreras, USO y otras organizaciones que apoyaron la movilización, apostó por "evitar que Arcelor tenga disculpas para la paralización de la industria auxiliar, para hacer planteamientos radicales", añadió.

"ARCELOR NO ES ENSIDESA"

"Arcelor no es Ensidesa", puntualizó Donaire a los sindicatos que apoyaron la huelga. "Asturias representa el 2% de ArcelorMittal en el mundo, somos una parte muy pequeña, y ahora los contratos no se consiguen con un viaje o un jamón; hay 14 hornos parados en toda Europa", matizó.

Por tanto, dejó claro que su sindicato no cree "en el chantaje, ni de la empresa a los trabajadores, ni de los sindicatos a la empresa", afirmó, para a continuación pedir "tranquilidad", tanto a Urquijo como a los representantes sindicales, porque, desde su punto de vista, "hay que reconducir la situación". Al representante empresarial empresarial le rogó que "mantenga la cordura", y a los sindicatos que mantengan "la unidad de acción".

INTERNALIZACIÓN

Donaire se mostró a favor de la internalización de los 2.300 empleados fijos de empresa y de obra con los que cuentan las industrias auxiliares, como "solución a los actuales problemas". Afirmó que de esta manera se acabaría "con los conflictos y los chantajes empresariales".

Es la principal reivindicación que el sindicato mantendrá en la discusión del plan para garantizar el futuro de la industria auxiliar que ArcelorMittal se ha comprometido a presentar antes de que acabe el mes de mayo. Dejó claro que su sindicato "no aceptará ni un solo despido de estos fijos, ni traumático ni no traumático".

Otro de los aspectos que defenderá será la concentración de firmas auxiliares, dado que en este momento, según Donaire, existen "42 empresas y algunas de ellas son prestamistas laborales", lo que, a su juicio, "no es la forma de continuar". Apostó por la agrupación de estas entidades y por su especialización en diferentes labores de fabricación metalúrgica.

Por último, apuesta por que el plan incluya la jubilación parcial a partir de los 60 años, "de forma global, y no empresa por empresa, que es como se está aplicando en este momento".