Actualizado 31/05/2007 19:49 CET

UPN admite que en campaña puede haber "excesos verbales" pero recalca a PSOE que eso no justifica regalar Navarra

MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

La Unión del Pueblo Navarro (UPN) defendió hoy en Madrid su oferta de colaboración al PSN y, aunque admite que "en toda campaña electoral pueden existir excesos verbales", recalca al PSOE que eso no justifica la posibilidad de entregar el Gobierno de la Comunidad Foral a un partido "separatista", como definen a Nafarroa Bai, para cambiar el régimen de Navarra.

Los diputados de UPN en el Congreso salieron así al paso de la declaración que ayer realizó en el Congreso el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el sentido de que el acuerdo con UPN-PP es "muy difícil" mientras los 'populares' no rectifiquen todas las críticas vertidas contra los socialistas en los últimos tiempos.

Las palabras de Zapatero fueron complementadas con un dosier titulado "La doble moral de Rajoy y Miguel Sanz en Navarra" en el que el PSOE recopilaba los 'dardos' que dirigentes de UPN y del PP han dirigido contra el PSOE y los socialistas navarros.

"Resulta inaudito que quienes desde el PP y UPN han demonizado al PSOE hasta la exageración estén ahora dispuestos a compartir con los socialistas las labores de gobierno --remachaba el argumentario--. ¿Cómo es posible que Sanz y Rajoy quieran ahora como compañeros de viaje a 'quienes iban a negociar con Navarra y entregarla a los terroristas'?".

DIGNIDAD "SUPUESTAMENTE OFENDIDA".

En ese contexto, los diputados de la UPN en el Congreso, Jaime Ignacio del Burgo y Carlos Salvador, han contraatacado con un nuevo documento, recogido por Europa Press, en el que resaltan que "la dignidad de los socialistas navarros supuestamente ofendida no puede prevalecer sobre el interés general de la Comunidad Foral". "En toda campaña electoral pueden existir excesos verbales --agregan--. El que esté libre de culpa que tire la primera piedra".

A su juicio, frente a los "separatistas vascos" --como definen a Nafarroa Bai--, 38 de los 50 escaños del Parlamento foral pertenecen a partidos que "comparten el actual modelo institucional de Navarra".

"Precisamente esa coincidencia básica entre los dos grandes partidos es lo que justifica la oferta de colaboración realizada por UPN al PSN para compartir el Gobierno foral con un programa que dé satisfacción a las aspiraciones en el campo de las políticas sociales de los socialistas navarros y sobre todo garantice la estabilidad y el progreso de una comunidad que se encuentra entre las más avanzadas de España".

Eso sí, aprovechan el escrito para dar como "hechos ciertos" que han existido conversaciones entre dirigentes del PSE-EE y la ilegalizada Batasuna para configurar una mesa de partidos para acordar un nuevo marco político para el País vasco, que Batasuna ha situado la Comunidad Foral como su primer objetivo, y que el candidato socialista, Fernado Puras, se ha mantenido en campaña "en una calculada ambigüedad sobre futuros pactos, confiando en la fortaleza del PSOE para liderar la alternativa a UPN".