Actualizado 26/03/2007 13:05:12 +00:00 CET

UPN y CDN afirman que Navarra "está sobre la mesa" y PSN asegura que Zapatero "no ha cedido a las pretensiones de ETA"

PAMPLONA, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los portavoces de UPN y CDN en el Parlamento foral, Carlos García Adanero y Juan Cruz Alli, manifestaron hoy que Navarra "está encima de la mesa en el proceso de negociación con ETA", una afirmación que fue criticada por Fernando Puras, candidato del PSN a la presidencia del Gobierno, quien aseguró que el proceso para el fin de la violencia terrorista "tuvo fin el 30 de diciembre, y cualquier especulación carece de fundamento".

De esta forma respondieron los portavoces a las declaraciones efectuadas ayer por Miguel Sanz, presidente del Gobierno y de UPN, en Senda Viva, en donde dijo que en Navarra está en juego poner fin al proceso.

Carlos García Adanero subrayó, en declaraciones a los periodistas al inicio de la Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento, que "Navarra siempre ha estado encima de la mesa y forma parte de las negociaciones". Calificó de "lamentable" que por parte del Gobierno central "no se corte radicalmente esto", y también la actitud del PSN, que "no es capaz de exigir a sus compañeros en Madrid claridad en esta cuestión". "Es hora de que el PSN diga al PSOE que con Navarra no se puede negociar", sostuvo.

En cuanto a la posibilidad de que Batasuna se presente a las próximas elecciones, indicó que con la actitud de Zapatero "uno se puede creer cualquier cosa". "Da la sensación, escuchando a Zapatero, de que Batasuna algo de información tiene", manifestó, y añadió que éste es "un paso más unido a otras cuestiones como la de De Juana Chaos, que muestran que hay un acuerdo claro entre el presidente Zapatero y ETA-Batasuna, aunque nadie lo hayamos visto".

Por su parte, Juan Cruz Alli, presidente de CDN, afirmó que el que Navarra está en el proceso de negociación "es tan evidente que sólo los que no quieren reconocerlo porque piensan que eso les resulta negativo a su estrategia electoral no lo hacen, como el Partido Socialista de Navarra, pero lo ponen en evidencia los medios de comunicación y los propios interlocutores del proceso".

"Es más evidente que Batasuna una vez más saca a relucir Navarra como una contrapartida al proceso de negociación", apuntó Alli, y agregó que "todo lo que se diga en el sentido de que no hay negociación y de que no hay cuestión de Navarra sobre la mesa es radicalmente falso". "A Zapatero le traicionó su consciente, que no su subconsciente, cuando después del atentado de Barajas dijo que se interrumpía y no que se invalidaba o que se anulaba", subrayó.

Finalmente, deseó que el pueblo navarro "deje claro en las elecciones de mayo que su proyecto político es el de Navarra como comunidad diferenciada y que no hay negociación política en la que se pueda poner en juicio la voluntad del pueblo navarro".

El candidato de PSN, Fernando Puras, señaló que Navarra "podrá haber sido puesta encima de la mesa como elemento objetivo por parte del nacionalismo radical, de Batasuna y de ETA", pero recalcó que el Gobierno central "no ha cedido ni en una sola ocasión a esas pretensiones".

"NI UN MINUTO DE APOYO"

Puras criticó que Miguel Sanz "no ha dado ni un minuto de apoyo a Zapatero, una conducta que no tiene ningún fundamento, porque la actitud del Gobierno de España se enmarca dentro del acuerdo que adoptó el Congreso de los Diputados en materia de política antiterrorista".

"Sanz cree que esto le da rentabilidad política y por ello lo está aprovechando electoralmente", apuntó Puras, y precisó que Zapatero "dijo ayer muy claro que se iba a aplicar la Ley de Partidos".

El dirigente socialista insistió en que "Sanz tiene que tener que dejar de transmitir inseguridad" y dedicarse más "a formular propuestas para las próximas elecciones" para que los ciudadanos "puedan elegir entre una propuesta u otra, en todo caso desde la seguridad que garantizamos los socialistas de que no va a haber alteración en el modelo institucional de Navarra".

Por su parte, Patxi Zabaleta, candidato de Nafarroa Bai a la presidencia del Gobierno foral, afirmó que Miguel Sanz "no da una derecha", porque sus últimas declaraciones "ponen en evidencia su incapacidad como hombre político de responsabilidad", y añadió que el 27 de mayo "los que creen en el futuro van a ir a votar a favor de la paz, que se vota votando democracia y a los partidos y propuestas que crean en ella, y no en los blindajes de hojalata".

Finalmente, José Miguel Nuin, parlamentario de IUN, manifestó que el presidente del Gobierno de Navarra se encuentra "enredado en sus mentiras, porque miente al decir que hay un proceso de negociación sobre el futuro de Navarra con ETA". "Hay un proceso para poner fin a la violencia sin precio político, y de eso se trata", aseguró.