Urkullu y Alonso intercambian impresiones sobre la situación política, tras los comicios del 28A

Publicado 03/05/2019 11:02:12CET

El PP decidió retirar, a raíz de la conversación, una pregunta al lehendakari en el pleno de este viernes sobre el calendario de reformas

BILBAO, 3 May. (EUROPA PRESS) -

El lehendakari, Iñigo Urkullu, y el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, intercambiaron este pasado jueves, días después de las elecciones generales del 28A, impresiones sobre la situación política general, según han informado fuentes de Lehendakaritza y el PP a Europa Press.

A raíz esta conversación, el PP decidió retirar, hasta pasadas los comicios del 26 de mayo, una pregunta incluida en el orden del día del Pleno del Parlamento de este viernes sobre el grado de cumplimiento del calendario de reformas del presidente del Gobierno Vasco,

Urkullu y Alonso coincidieron en los pasillos del Parlamento vasco, donde ayer se retomaba la actividad tras la campaña electoral de los comicios de este pasado domingo 28 de abril.

Ambos aprovecharon para hablar e intercambiar impresiones sobre la actual situación política en general, un contacto que se produjo antes de que en el Parlamento vasco PP, Elkarrekin Podemos y EH Bildu unieran sus votos en la Cámara vasca en favor de la tramitación de una proposición de ley para devolver a los docentes vascos de la enseñanza pública no universitaria las primas e indemnizaciones por jubilación anticipada que les fueron retiradas por recortes en el gasto público en el periodo de crisis.

Fuentes del PP han preciado que, tras ese encuentro y, a raíz de la conversación mantenida, que se desarrolló en un tono cordial, Alfonso Alonso decidió retirar, a iniciativa propia, y hasta después de las elecciones municipales y forales del 26 de mayo una pregunta al lehendakari para su respuesta oral en el pleno de este viernes sobre el grado de cumplimiento del calendario de reformas.

Este contacto entre Urkullu y el líder del PP se produce en un momento de dificultad en las relaciones entre el Ejecutivo y la oposición, a la que el Gobierno Vasco acusa de "sumar fuerzas con la única finalidad de dificultar y obstaculizar" su labor.

Contador