Urkullu pide que el derecho a decidir no sea "tótem ni tabú" y cree que es posible con "una interpretación flexible"

Publicado 02/12/2019 14:19:16CET
El lehendakari, Iñigo Urkullu.
El lehendakari, Iñigo Urkullu. - IREKIA

Defiende una propuesta "viable" de estatuto y cree que el "escenario" en el Estado puede ser "propicio para el encaje del autogobierno"

BILBAO, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha lamentado que el derecho a decidir se plantee "como tótem por unos y como tabú por otros" y ha afirmado que, en "una interpretación flexible de los derechos históricos respetados y amparados por la Constitución, es posible". En cualquier caso, ha precisado que "de lo que se trata es de que hagamos una propuesta viable y que tenga recorrido institucional" en la propuesta de reforma estatutaria.

Asimismo, ha opinado que "el escenario que se abre en el Estado puede ser propicio" para "el encaje del sistema singular de autogobierno" vasco con un nuevo "modelo territorial plural".

El presidente vasco se ha pronunciado de este modo en el Foro Expectativas Económicas en Bilbao, donde ha ofrecido una conferencia, coincidiendo con la presentación este lunes de los resultados del trabajo de los expertos designados para elaborar el nuevo Estatuto vasco.

Urkullu ha reconocido "el valor del trabajo realizado" por el grupo de expertos y ha apuntado que, aunque "lógicamente no están de acuerdo en todo", tampoco "nadie lo esperaba". En todo caso, ha añadido que "su trabajo sí define un amplio consenso sobre la contribución del autogobierno al bienestar y la calidad de vida de la ciudadanía" y ha incidido en que "debemos poner el trabajo realizado al servicio de acordar la actualización, profundización y mejora de nuestro autogobierno".

"Nos corresponde demostrar altura de miras y capacidad para aprovechar esta oportunidad. Cada uno desde sus posiciones, conscientes de la necesidad de dialogar, negociar y pactar", ha reivindicado.

El presidente vasco ha recordado que, ya en el debate de investidura de hace tres años, planteó que "el autogobierno es un elemento fundamental de nuestro proyecto para Euskadi" y propuso "un punto de encuentro respetuoso con la pluralidad de sentimientos de pertenencia nacional de nuestra sociedad".

Según ha remarcado, "ninguna solución es mejor que una solución acordada". "Respeto al principio de legalidad y al principio democrático. Capacidad de decidir y obligación de pactar", ha incidido.

También ha defendido las reflexiones sobre el futuro del autogobierno que planteó en el Debate de Política General de hace dos años: ubicar la cuestión del autogobierno vasco en el ámbito político de la UE, analizar "el reconocimiento de Euskadi como nación y la consideración de los Derechos Históricos como poder constituyente, ofrecer vías de ampliación del autogobierno y "avanzar hacia un nuevo estatus basado en un nuevo Estatuto", asentar el concepto de "bilateralidad y su aplicación efectiva", y disponer "de una precisa capacidad de decisión en el ámbito del Estado y la Unión Europea".

En esta línea, ha recordado que planteó "un acuerdo/pacto" que suponga "el reconocimiento de la realidad nacional propia y la asunción de la plurinacionalidad del Estado".

A juicio del presidente vasco, "el escenario que se abre en el Estado puede ser propicio para que nuestro sistema singular de autogobierno encaje con un nuevo modelo territorial plural". "Un modelo para el que reclamé una mesa política en el estado sobre la cuestión territorial porque un problema político ha de tener una solución democrática acordada en base a la toma en consideración de las voluntades mayoritarias socialmente existentes en las realidades nacionales diferentes", ha añadido.

En palabras de Urkullu, "la acción política e institucional debe facilitar ese encaje desde una propuesta viable y que asiente una relación basada en el mutuo reconocimiento, la democracia, el pacto y la bilateralidad con garantías".

"TÓTEM Y TABÚ"

Por otro lado, el lehendakari ha recordado que, desde la legislatura pasada, viene advirtiendo de si "no estamos empeñados en poner el carro antes de los bueyes" y ha lamentado que se pretenda poner "una cuestión como el derecho a decidir unos como tótem y otros, como tema tabú".

En esta línea, ha cuestionado si, en caso de que exista "un consenso en más de un 80%" en una propuesta de reforma del Estatuto, "ese 80% lo tenemos que dejar sin efecto por el hecho de que estamos poniendo el carro antes de los bueyes".

Urkullu ha considerado que "se está distorsionando de manera interesada en muchos casos" el "diagnóstico sobre lo que es la evolución del autogobierno vasco", y ha añadido que "los planteamientos de futuro corresponden, en su caso, a la Ponencia de Autogobierno que, según ha precisado, "no es la Ponencia del derecho a decidir, es la Ponencia de Autogobierno".

En todo caso, ha señalado que "el derecho a decidir es un concepto democrático que no está normativizado jurídicamente", pero "algunos creemos que, en lo que es una interpretación flexible de los derechos históricos, respetados y amparados por la Constitución española (en su disposición adicional primera), es posible".

"De lo que se trata es también de que lo que hagamos sea viable y que tenga recorrido institucional y, además, que sea en el conjunto de todo lo que es la reforma de un Estatuto que nos dé un nuevo estatus en beneficio para el conjunto de la sociedad vasca", ha manifestado.

Preguntado por el riesgo de frustración de la reforma del Estatuto, ha afirmado que "algunos están interesados en ello" y otros, como él, en que "realmente hagamos una interpretación cabal de 40 años de Estatuto incumplido" y en los que la sociedad "ha cambiado radicalmente", de manera que los responsables políticos e institucionales puedan ofrecer "un nuevo estatuto dentro de ese marco de la UE y con una capacidad de decidir y obligación de pactar". "Yo estoy empeñado en ello", ha asegurado.

Por otro lado, el lehendakari ha subrayado que no "todos los nacionalismos son iguales". "Defender tu país, tu propia identidad, historia, lengua o cultura no significa excluir la identidad de los demás", ha señalado Urkullu, que ha reiterado su defensa de "un nacionalismo inclusivo, humanista, social y solidario".

"¿Pueden decir otros lo mismo en el conjunto del Estado? ¿Por qué se esconde el sentimiento de ser nacionalista español bajo el paraguas de patriotista constitucional?", ha preguntado.

464007.1.260.149.20191202141916
Vídeo de la noticia
Contador

Para leer más