Actualizado 18/10/2012 01:22 CET

Vázquez cree que los "engaños" del PP favorecen que haya "ganas de cambio"

VIGO, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

El candidato socialista a la Presidencia de la Xunta, Pachi Vázquez, ha prometido este miércoles en Vigo que su hospital "volverá a ser público" si alcanza la cúpula del Ejecutivo autonómico, tras censurar la "condena" impuesta por Feijóo. Ha justificado esta promesa en que la primera urbe de Galicia "no merece" recibir un trato "distinto" de A Coruña o el resto de ciudades gallegas.

Ante más de dos millares de personas, en el segundo mitin más numeroso de esta campaña --tras el celebrado el martes en Ourense con Alfonso Guerra--, el socialista se ha presentado como un defensor de que "la educación y la sanidad" sean "públicas". "En vez de cerrar hospitales, que cierren diputaciones y chiringuitos", ha remachado, lo que le ha valido gran cantidad de aplausos.

Siguiendo esta misma línea, ha rechazado que se despida a más funcionarios públicos y, por ello, ha presentado su promesa de no despedir "ninguno", sino contratar más. "Si no hay dinero, que cierren la Diputación de Pontevedra y que se vayan para casa", ha subrayado, partidario de que se cierre antes "la de Ourense".

"En vez de echar a profesores y médicos, que echen a los 13 porteros de la Diputación de Ourense", ha recalcado el líder socialista, quien ha prometido que un Gobierno liderado por él "prescindirá de muchas cosas" para que "no quede ni un euro para nada que no sea crear empleo". Se trata, como ha dicho recurriendo al título de una película rodada en esta ciudad, de "cambiar 'Los lunes al sol' por los lunes de esperanza e ilusión".

"ENGAÑO"

Utilizando el argumento de la película, el sector naval, ha pedido "menos barcos de papel y más tax lease". "¿Dónde están los que lo iban a arreglar todo?", ha exigido, censurando que el PP pretenda seguir "engañando".

La coletilla del "engaño" le ha valido para colar en su discurso el arranque del juicio del Prestige. "Me sangra el corazón al ver al principal responsable de la catástrofe presidiendo este país", ha lamentado Pachi Vázquez.

En la misma línea, ha advertido de que el "rescate" que se avecina supondrá "hundir el país", ya que el Gobierno "seguirá yendo al saco de las pensiones, a por la sanidad y la educación públicas". "Tenemos que parar a Rajoy, que no vengan a pedir cheques en blanco", ha clamado, pidiendo a los suyos que intensifiquen la campaña en este sentido también entre los votantes de la derecha.

"GANAS DE CAMBIO"

Finalmente, el jefe de filas del PSdeG se ha mostrado convencido de que "hay ganas de cambio" en la sociedad gallega, por lo que ha insistido en que hay que "trabajar" para "transmitir" la idea de "un Gobierno de progreso que saldrá por la izquierda" de la crisis.

"Tengo fuerza, pero me hace falta toda la fuerza de Vigo", ha proclamado, dirigiéndose "a los miles de personas que recorrieron sus calles contra la reforma laboral, a los que se manifestaron porque les sacaban su caja y se cargaban el sistema financiero de este país y a los que quieren una sanidad pública, universal y gratuita".

Como suele ser habitual en sus mítines, Vázquez cerró su alocución apelando también a los "desilusionados", a los que lo están incluso con su partido, para decirles que "la desilusión y el disgusto no cambia gobiernos".

"MALTRATO" A VIGO

Por su parte, el alcalde, Abel Caballero, ha animado a sus convecinos a "echar" a Feijóo por haber tratado mal" a su ciudad, por ejemplo, al "robarle" una caja de ahorros y al "apoyar" al aeropuerto de Santiago "en contra" del vigués.

"Los que nos maltrataron se tienen que ir, porque a esta ciudad hay que respetarla", ha sostenido, insistiendo en que los habitantes de la ciudad más populosa de Galicia tienen que "hacer valer su fuerza, su carácter y su progresismo" en las urnas el próximo domingo.

Además, una de las representantes de Vigo en la candidatura socialista por Pontevedra, Julia López, ha destacado la importancia de las medidas centradas en lograr la "igualdad" plena entre hombres y mujeres y ha apelado a los vigueses para que lo tengan en cuenta. "Y un 52 por ciento somos mujeres", ha remarcado.

En el acto también estuvo presente la exdiputada y concejala Carmela Silva, retirada de la política por motivos personales, que fue aclamada por varios de los asistentes; junto con los exdiputados María José Caride y Luis Piña; el portavoz parlamentario del PSdeG, Abel Losada; y el teniente de alcalde de Pontevedra, Antón Louro, entre otros.