Actualizado 17/05/2007 00:54 CET

De la Vega deplora que el PP hable de Batasuna "por un puñado de votos"

A CORUÑA, 16 May. (EUROPA PRESS/Carmen Sáez) -

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de la Presidencia, María Teresa Fernández de la Vega, arremetió hoy en un mitin en A Coruña contra el PP y contra su líder, Mariano Rajoy, a propósito de que en esta campaña del 27-M, "siempre" hablen "de Batasuna" porque creen "que les va a dar un puñado de votos". "Ellos que llamaban a ETA MLNV, que legalizaron el PCTV, nos acusan de permitir que Batasuna va a entrar en las listas, después de haber conseguido impugnar más de 300 candidaturas electorales", recalcó. "¡Cuánta vergüenza!", deploró.

Si el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no ha querido hablar en lo que va de campaña de terrorismo ---con la salvedad de ayer en Vitoria en un acto ante candidatos--, la portavoz del Gobierno, en el único día sin mitin del líder socialista, se detuvo en este asunto para arremeter con dureza contra la actitud del PP.

Así, en el recinto Palexco, arrancó subrayando que en los seis días de campaña, Zapatero ha hablado de urbanismo, medio ambiente, el empleo estable, los derechos sociales, la vivienda y el líder del PP, Mariano Rajoy, siempre "de Batasuna". "Hoy yo os hablaré de igualdad y Rajoy volverá a hablar de Batasuna". "Esa es la diferencia, ellos hablan de lo que creen que les va a dar un puñado de votos, nosotros de lo que mejora la vida de la gente", indicó.

RAJOY "COPIA A LOS DEMÁS"

De la Vega se burló de que el presidente de los 'populares' se compare con el dirigente conservador francés Nicolas Sarkozy o con la canciller alemana, Angela Merkel. "Dice, ahora como Sarkozy, como Aznar, como Merkel. Como no tiene ideas propias, las copia de los demás. ¿Qué quiere ser de mayor?", ironizó. En ese punto, recalcó que lo que quiere es "volver al poder", sea lo "que sea y cueste como cueste". "

"Lo que le interesa es el poder y para conseguirlo está dispuesto a no dejar títere con cabeza, mentiras, crispación, humo, Y como no tiene ninguna propuesta, no ha tenido el mínimo rubor en usar la lucha antiterrorista como arma arrojadiza contra el Gobierno. Eso es muy grave. Nunca nadie lo había hecho en democracia", se quejó. Así, acusó a los 'populares' de haber roto "un consenso de treinta años". "Es irresponsable y le va a pasar factura, porque los ciudadanos saben que con esto no se juega, que con el terrorismo sólo cabe la unidad y que quien divide, lo pagará", expuso.

RUIDO Y BOMBAS DE IRAK

"Nosotros trabajamos por un futuro mejor de paz y de progreso --continuó--. Ellos solo por desgastar al Gobierno, pese al bien más preciado, el bien democrático. Pero no les pagaremos con misma moneda". A su juicio, pese al "estruendoso ruido" de la derecha, el Gobierno trabaja "con y para los ciudadanos" y "se nota".

La vicepresidenta presumió de que su Gobierno ha puesto "paso firme a una sociedad igualitaria" y que se ha vuelto "a hablar el lenguaje de la paz y la legalidad". Ironizó con que los 'populares' estén "enfadadísimos" porque los socialistas "hablen de Irak".

"Les sienta muy mal a ellos, que desoyendo a los ciudadanos, nos metieron en una guerra ilegal, uno de los mayores errores de la historia contemporánea, que causa decenas de muertos entre la población civil cada día". "Dicen que es el pasado pero no, porque por muy especialista que se sea en crear ruido, no puede haber un ruido tan alto que tape el de las bombas de Bagdad", aseveró.

HACER FRENTE "A SU HISTORIA"

Entonces, agregó: "Igual que no se puede borrar la historia y ellos, tarde o temprano tendrán que hacer frente a la suya. Y en esa historia, los socialistas podremos llevar la cabeza bien alta, con orgullo". Con estas premisas, De la Vega defendió que a la derecha los avances "no le gusta nada".

"Rajoy dice que quiere trabajar por una nación de ciudadanos libres e iguales, pero no se lo cree ni él --enfatizó--. Ciudadanos libres, pero votó contra la Ley del matrimonio homosexual, la reforma educativa y la Ley de Universidades. Ciudadanos iguales, pero votó en contra de la Ley de Igualdad. Es que no les gusta, no creen en ella, creen que las cosas de discriminación se arreglarán de forma natural".

Así, llegó a la conclusión de que "por mucho" que digan los 'populares', el suyo "es un no a que en España haya más libertad e igualdad". "Esa es su propuesta para este país, el no a todo, el no al cambio. Así llevan treinta años en democracia, votaron no algunos hasta a la Constitución y con ese currículum, el PP nunca ha estado en la grandes apuestas de futuro, nunca ha propuesto nada en positivo para España porque al final, quien dice no a todo, no tiene ninguna alternativa", finalizó.