17 de febrero de 2020
 

De la Vega duda de que Rajoy haya dejado el "radicalismo extremo" ante sus palabras sobre los inmigrantes

Actualizado 16/09/2008 16:18:56 CET

MADRID, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández, emplazó hoy al presidente del PP, Mariano Rajoy, a aprovechar el nuevo periodo de sesiones parlamentarias para "demostrar esa moderación de la que hablan" los 'populares', porque sus palabras sobre los inmigrantes que cobran el desempleo hacen pensar que no es capaz de abandonar "el radicalismo extremo".

En una intervención ante los diputados y senadores del PSOE en el Senado, De la Vega destacó que Rajoy "recurrió a las identificaciones de siempre" al decir que hoy hay 180.000 extranjeros cobrando el paro y 20.000 españoles buscando trabajo fuera y consideró que ante esas palabras es "casi imposible confiar en que el principal partido de la oposición sea al fin capaz de abandonar los terrenos del radicalismo extremo en los que durante tantos años se ha movido".

No obstante, dijo confiar en que durante este periodo de sesiones el PP cierre su "compás de espera" y "termine de perfilar sus contornos ideológicos", subrayando que hasta ahora sólo ha ofrecido "contornos de trazo grueso, declaraciones de intenciones y esbozos que dicen apuntar hacia una oposición menos radical y más centrada". "Eso han dicho, está por ver", apostilló.

A su juicio, el PP debe demostrar que es capaz de "arrimar el hombro" y "echar una mano cuando vienen mal dadas" en lugar de seguir "instalados en el catastrofismo".

"La derecha dice que ha cambiado su talante, al final resultó que era el talante, quien lo diría", ironizó la vicepresidenta, pero tendió la mano a la oposición subrayando que los socialistas siempre están dispuestos "al diálogo y a la responsabilidad".

De la Vega dedicó buena parte de su intervención a la situación económica y avisó a diputados y senadores de que este periodo de sesiones va a ser "difícil, duro y especialmente complicado", puesto que se concentrará en la negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2009, y a ello se suma "una coyuntura económica desfavorable".

Así, llamó a los parlamentarios a "redoblar esfuerzos" y a apostar por el diálogo con los demás grupos y se mostró convencida de que será posible sacar adelante los próximos PGE "porque son rigurosos y porque son los que necesita, no el Gobierno, sino España". "Que no sea fácil no quiere decir que sea imposible", añadió.

"NO PERMITÁIS QUE DIGAN QUE ESTAMOS SOLOS"

Además, destacó que es al grupo parlamentario del Gobierno al que le corresponde tomar la "iniciativa" e hizo hincapié en que los socialistas no están "solos" ni "aislados". "Nunca debemos permitir que nos digan eso", argumentó, dado que son "el grupo más numeroso" y el que ha obtenido los 11 millones de votos, y por lo tanto está "muy bien acompañado, y por la mayoría de la gente".

Por ello, pidió a los parlamentarios que se acerquen a la gente y que dediquen esfuerzos a explicar "a los que lo están pasando peor" con la crisis económica que el Gobierno "no les va a abandonar a su suerte" y que no se detendrá "hasta superar esta situación". En su opinión, esta primera parte de la legislatura es clave para que el Gobierno se forje un "perfil" ante la opinión pública.

De la Vega garantizó que la primera tarea del Gobierno será "superar las dificultadas por las que atraviesa la economía" y asegurar que el peso de la situación "no recaiga en los más débiles" y subrayó que un Gobierno socialista ya fue capaz, hace 20 años, de hacer una reconversión industrial y, a la vez, sentar las bases del Estado del bienestar universalizando la educación y la sanidad.

Como en otras ocasiones, hizo hincapié en que la economía española está mejor preparada que la de otros países para hacer frente a la crisis, por la "fortaleza" de las empresas y del sistema financiero, por la capitalización de la economía, por la baja deuda pública y por las reformas estructurales que se están impulsando.

NI EL PP DUDA DE LA CAPACIDAD DEL GOBIERNO

La vicepresidenta señaló que en estos momentos "ni siquiera el PP" duda de la capacidad del Gobierno para hacer frente a la crisis, y que lo que está en juego es si se sale de ella "perdiendo derechos sociales y laborales". "Eso no va a ocurrir porque no es justo y no lo vamos a permitir", recalcó.

Una vez más, reiteró el compromiso del Gobierno con el sistema de protección social y su objetivo de reforzar otros derechos como el derecho a una muerte digna, el aborto, los derechos políticos de los españoles en el exterior o el voto de los extranjeros que residen legalmente en España.

SE MANTENDRA LA INVERSION EN I+D+i

Por último, hizo hincapié en que el Ejecutivo tomará medidas para que el modelo económico español salga reforzado de la crisis y, en concreto, garantizó que se mantendrá la inversión en I+D+i hasta que España esté colocado entre los países más avanzados, y especialmente en el campo de las energías renovables, con el doble objetivo de reducir la dependencia energética y combatir el cambio climático.

En la misma línea, incidió en que se hará un "especial esfuerzo inversor" en infraestructuras, con una partida que en 2009 crecerá por encima del promedio del incremento del gasto público, y se comprometió a seguir profundizando en la reforma de la Justicia y la renovación de los órganos constitucionales, en especial el Tribunal Constitucional.