Actualizado 12/06/2007 16:58 CET

La VIII Legislatua de la Asamblea de Madrid comienza sin sobresaltos y con un marcado carácter femenino

José María de Federico nombra por equivocación a Rodríguez presidenta de la Comunidad ante las risas de los asistentes

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

La VIII Legislatura de la Asamblea de Madrid, al frente de la que estará la ex consejera de Transportes e Infraestructuras de Madrid Elvira Rodríguez, comenzó hoy con buen pie, sin sobresaltos y con comentarios en los pasillos de la Cámara que recordaban la espantada de los diputados Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez hace ahora cuatro años, ausencia que dejó al entonces presidente electo del Gobierno autonómico, Rafael Simancas, a las puertas de convertirse en el representante de todos los madrileños.

La nueva Asamblea --que estará compuesta por 67 diputados del PP, 42 del PSOE y 11 de IU-- tendrá un marcado carácter femenino, ya que los cargos de responsabilidad estarán ocupados por mujeres, una situación que deja 'rodeado' al portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Antonio Beteta. En este panorama, Elvira Rodríguez se erige como presidenta del Parlamento regional, Esperanza Aguirre como presidenta de los populares en la Cámara y Matilde Fernández e Inés Sabanés como portavoces de los Grupos Socialista y de IU, respectivamente.

La sesión de constitución del Parlamento autonómico comenzó a las 10.00 horas con el nombramiento de los integrantes de la Mesa de Edad, en la que estarán José María de Federico, como diputado más veterano, y Pablo Casado y Ana Camins como diputados más jóvenes. A continuación, se siguió el ritual de las votaciones, en el que uno a uno los miembros de los diferentes grupos introdujeron sus papeletas en una urna de cristal ubicada en el centro del nuevo hemiciclo, reformado para incorporar los nueve sillones que corresponderán a los nuevos parlamentarios.

El resultado de la primera votación se conoció apenas transcurrida media hora del inicio de la jornada, cuando José María de Federico se dispuso a dar a conocer a los presentes que la ex consejera de Transportes sería la persona que estaría al frente de la Asamblea de Madrid los próximo cuatro años gracias al respaldo de 67 votos. Sin embargo, el subconsciente traicionó al miembro de la Mesa de Edad, quien dijo a viva voz que Elvira Rodríguez sería la nueva presidenta de la Comunidad de Madrid.

Esta equivocación provocó las risas de los asistentes a la sesión, incluida la de Aguirre, quien comentó entre carcajadas el fallo con su compañero de escaño, el vicepresidente primero, Ignacio González. El percance fue rápidamente solventado por De Federico, que retomó los trámites para proseguir con la constitución de la Asamblea.

JORNADA MARCADA POR LA NORMALIDAD

El resto de la jornada se desarrolló con normalidad, lo que permitió la rápida elección de Cristina Cifuentes (PP) como vicepresidenta primera, de Francisco Cabaco (PSOE) como vicepresidente segundo, y de Antero Ruiz (IU) como vicepresidente tercero, así como la de los secretarios Rosa Posada, Helena Almazán y Jacobo Beltrán.

En el acto de constitución de la Asamblea estuvieron presentes el alcalde electo de Alcobendas, Ignacio García; el alcalde de Móstoles, Esteban Parro; los secretarios generales de CCOO y de UGT de Madrid, Javier López y José Ricardo Martínez, respectivamente; el senador popular Pío García Escudero; la ex presidenta de la Asamblea y concejal electa Concepción Dancausa; y el defensor del Menor, Arturo Canalda, entre otros.

Ya en los pasillos, los diputados se abrazaban y se felicitaban entre ellos mientras se prometían trabajar duro en esta legislatura. Sin embargo, el momento más significativo lo protagonizó la jefa del Ejecutivo autonómico en funciones quien, tras abandonar el hemiciclo, preguntó en varias ocasiones por el que ha sido su adversario político en los últimos cuatro años, el socialista Rafael Simancas. Cuando finalmente logró encontrar al dimitido secretario general del PSM, la presidenta le saludó con efusividad al tiempo que intercambió con él sus opiniones sobre el nuevo Parlamento.