Vox exige a PP y Ciudadanos una mesa de negociación para dar su apoyo en Andalucía

Acto de Vox en Teruel
Europa Press - Europa Press
Actualizado 04/01/2019 7:56:00 CET

MADRID, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha asegurado este jueves que si PP y Ciudadanos quieren recabar su apoyo en la investidura de Juanma Moreno como presidente de Andalucía tendrán que sentarse a negociar medidas. Tras la polémica generada por su veto a las medidas sobre violencia de género, ha asegurado que Vox defiende lo mismo que proponía Ciudadanos en 2016 y critica a los de Albert Rivera por "veletismo".

En una serie de mensajes en su perfil de Twitter, Abascal ha recalcado su exigencia de que PP y Ciudadanos se sienten a negociar con Vox para debatir sus propuestas. "Si quieren los votos de VOX, tendrán que sentarse con VOX para escuchar el programa electoral que representan nuestros 12 diputados", ha reclamado.

Según denuncia Abascal, "lejos de cualquier talante negociador" Vox ha recibido en las últimas semanas "insultos, menosprecios, y la amenaza permanente de cordones sanitarios". Así, afea a PP y Ciudadanos que no hayan transigido en su pacto para un Gobierno de la Junta, buscando solo la adhesión de Vox.

"Han repetido que el pacto que ellos han firmado no admite ni el más mínimo cambio. Ni una coma han llegado a decir", ha recordado el presidente de la formación de extrema derecha.

Por ello, asegura que su formación no se plantea apoyar el pacto de partidos que le "desprecian". "¿Qué partido va a votar el programa de otros partidos que le desprecian, y además traicionando a sus votantes? VOX, desde luego, no", ha señalado Abascal en un apunte en su perfil de Twitter.

Sobre los temas a tratar, Abascal asegura que no se limitan a la cuestión de la violencia de género y adelanta que también quieren presentar sus iniciativas para una reducción fiscal, "desmontar la administración paralela" o "retirar leyes ideológicas". "Tenemos mucho que decir y lo vamos a decir", destaca.

VIOLENCIA DE GÉNERO

Además, sobre la polémica generada en torno a la posición de Vox sobre la Ley de Violencia de Género, tras reclamar su portavoz en Andalucía, Santiago Serrano, que se retire el punto relativo a ello en el pacto programatico entre 'populares' y 'naranjas', ha respondido que el partido busca una ley de violencia intrafamiliar y recuerda que esto se asimila a lo que defendía Ciudadanos en 2016.

"Vox propone sustituir las leyes de ideología de género, que no protegen a la mujer, y persiguen al hombre solo por serlo, por una ley contra la violencia intrafamiliar", ha recordado, tachando a la formación de Albert Rivera de "veleta" por cambiar de opinión.

"Cuando la veleta vuelva a girar, nos encontrará en el mismo sitio: dispuestos a apoyar un cambio real en Andalucía. Pero si mantienen su negativa a escuchar a 400.000 andaluces, tendrán que entender que nosotros, muy al contrario, somos incapaces de traicionar a nuestros votantes", ha asegurado Abascal sobre sus condiciones para apoyar el Gobierno de PP y Ciudadanos.

El PP pide a Vox sacar la violencia de género del debate

DISCURSO "INFAME" DE SUSANA DÍAZ

El líder de Vox acusa a "voceros mediáticos próximos a Ciudadanos" de manipular su postura sobre la igualdad de género, y les atribuye asumir el "infame" discurso de la presidenta andaluza Susana Díaz. "Afirmó que justificábamos la violencia contra la mujer y amparábamos a maltratadores", recalca sobre Díaz.

En este sentido, ha subrayado que su formación está "a favor de la libertad y de la igualdad, y en contra del feminismo supremacista y el totalitarismo de género".

En esta serie de mensajes, Abascal también anuncia que "en nombre de las mujeres de VOX, y de las madres, hermanas e hijas de los hombres de VOX", el partido llevará ante los tribunales las "acusaciones infames" sobre la posición del partido con respecto a la violencia de género. Para Abascal los ataques contra Vox en esta materia son "propios de personas sin dignidad" y a los que atribuye "utilizar el sufrimiento de las mujeres para su miserable beneficio político".

Contador