Zabaleta no ve "actitudes de ruptura" en Batasuna a pesar de su "descontento y desánimo" porque prevalece "la lealtad"

Actualizado 14/01/2007 12:21:14 CET

Advierte de que "debemos estar preparados para la vuelta de los momentos más duros del terrorismo"

BILBAO, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El coordinador general de Aralar, Patxi Zabaleta, aseguró hoy que percibe "descontento, desánimo, desilusión, frustración" en Batasuna, pero que esta situación no va a conducir a "actitudes de ruptura" porque en esta formación "prevalece esa lealtad un tanto anticuada".

En una entrevista en El Correo, recogida por Europa Press, explicó que "la izquierda abertzale es, al final, un colectivo de resistencia, y se aceptan muchas contradicciones", como la originada por el atentado de ETA en el proceso de paz.

Sobre el dirigente de Batasuna Arnaldo Otegi, negó que vaya a sufrir las consecuencias de la bomba de Barajas, pero sí indicó que "es víctima de su propia falta de audacia". "No ha actuado con un discurso propio, sino colectivo. Otegi tendrá que seguir en el grupo, pero no le veo con capacidad para reorientar la actual situación", añadió.

Respecto a la banda armada, aseguró que el atentado rompe la tregua y quiebra su credibilidad "labrada durante años". Según él, "ETA hacía alarde de cumplir su palabra" y ahora "no sólo se ha roto una tregua, sino la idea misma de tregua", por lo que "ETA se ha colocado fuera de la realidad".

"TIEMPOS DUROS"

Sin embargo, advirtió de que no ve cercana una declaración de cese unilateral y definitivo, ya que el atentado de Barajas muestra que "la rama que no estaba de acuerdo con el alto el fuego, se ha hecho con el control y roto por la vía de los hechos lo que no compartía". "Deberíamos estar preparados para la vuelta de los momentos más duros del terrorismo", dijo.

Por otro lado, criticó al Gobierno central porque, a su entender, "ha dicho demasiado y ha hecho demasiado poco: acabar con la dispersión o cambiar la Ley de Partidos hubiera ayudado".

En referencia a la polémica sobre el lema de la manifestación de ayer, indicó que "todos los acontecimientos que se han sucedido han supuesto un gran desgaste para la figura de Ibarretxe", que también es "un reflejo de la situación actual de crispación generalizada".