Actualizado 16/06/2007 16:57 CET

27-M (Ampliac).- Barcina ofrece "diálogo y acuerdo político" para desarrollar Pamplona tras su reelección

PAMPLONA, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

Yolanda Barcina, candidata de UPN al Ayuntamiento de Pamplona, afirmó tras ser reelegida para iniciar su tercer mandato que pretende "promover el diálogo, el debate constructivo y el acuerdo político en pro del desarrollo de Pamplona con el resto de grupos municipales que respetamos la democracia y la libertad". Para ello, "ofrezco trabajo, generosidad y amplitud de miras", recalcó.

Barcina fue reelegida este mediodía alcaldesa tras sumar 13 concejales de UPN del total de 27 que tiene la corporación y después de que el PSN votara en blanco para no coincidir en el voto con ANV, lo que le permitió acceder a la alcaldía, al ser UPN la lista más votada. La candidatura alternativa de Uxue Barkos, de Nafarroa Bai, se quedó en diez votos (ocho de la coalición nacionalista y dos de ANV).

Mientras esto sucedía en el interior del Ayuntamiento de Pamplona, algo más de un centenar de personas convocadas por ANV se concentraban en la plaza consistorial profiriendo gritos de "esto es un atraco" o "Barcina y UPN. Fuera". Media docena de personas portaron una pancarta en la que se leía 'Sí al cambio. No al fraude'.

Previamente al discurso de Barcina se celebraron las votaciones y, tras ello, Yolanda Barcina se dirigió al centro de la sala donde, frente a la Constitución Española juró "acatar la Constitución y las leyes, respetar el régimen foral de Navarra, guardar y hacer guardar las normas propias de este Ayuntamiento y cumplir fielmente las obligaciones de mi cargo de alcaldesa".

Tras este momento, el edil de mayor edad, en este caso Javier Ayesa, de Nafarroa Bai, como copresidente de la sesión, le entregó la vara de mando de la ciudad y la medalla, momento al que le siguió la intervención de la alcaldesa.

Durante su discurso, Barcina señaló que "nos encontramos ante un interesante camino y muchos retos por afrontar". "Ése es nuestro trabajo y con él debemos contribuir a mantener y desarrollar, en el marco del Estado de Derecho, las diversas sensibilidades, perspectivas u opciones que conforman nuestra rica y plural sociedad".

Animó al resto de ediles a poner, "con la mejor voluntad", los talentos "en la defensa del bien común, porque eso es lo que esperan los ciudadanos". Abogó por que "el mutuo respeto y la cordura" presidan los debates, y que "la convivencia entre las distintas formaciones sea cordial".

"Como alcaldesa estoy dispuesta a afrontar con cercanía y ganas de trabajar estos próximos cuatro años. Me preocuparé de mantener las puertas abiertas para todo el que quiera proponer ideas y aportar soluciones. Ofrezco trabajo, generosidad y amplitud de miras", afirmó.

Yolanda Barcina tuvo un recuerdo para los alcaldes que le han precedido en el cargo y destacó sus "aportaciones y esfuerzos, su vocación de servicio y su labor para que Pamplona entrara de lleno en la modernidad".

Asimismo, recordó especialmente a Tomás Caballero, edil de UPN asesinado por ETA por "defender democráticamente y sin plegarse al chantaje etarra unas ideas de justicia y de libertad".

"Nuestra tierra merece un presente y un futuro de libertad, de convivencia, de concordia y respeto, donde la violencia no tenga cabida ni justificación", sostuvo.

Se refirió al último comunicado de la banda terrorista, en el que anunció el fin del alto el fuego, y señaló que ha supuesto "un desafío a toda la sociedad". "Nosotros tenemos que ser los primeros en mostrar desde este salón de plenos la firmeza a la hora de defender la democracia y la libertad, y de condenar el chantaje y el terror de esta banda de asesinos incapaces de aceptar la voluntad democrática".

UNA INSIGNIA COMO RECUERDO

Tras sus palabras, Barcina fue entregando a los ediles una insignia bañada en oro con el escudo de la ciudad, recordándoles su posición de concejales. Todos los concejales estrecharon la mano de la alcaldesa y, cuando llegó el turno de Mariné Pueyo, edil de ANV, ésta, tras estrechar la mano a Yolanda Barcina, intentó entregarle un documento con la propuesta de Batasuna sobre "el proceso de resolución del conflicto". La alcaldesa no lo cogió, aunque indicó posteriormente que está dispuesta "a escuchar a todos".

Posteriormente, la nueva Corporación, al toque de clarineros y timbaleros, salió en fila de a dos desde el salón de plenos hacia el de Recepciones.

En declaraciones a los periodistas manifestó que ésta es la tercera legislatura que afronta como alcaldesa "gracias a la confianza de los pamploneses, que con sus votos han hecho que tome posesión y obteniendo cada vez más apoyo ciudadano".

Por ello, agradeció a todos los ciudadanos sus votos y mostró su intención de "trabajar por toda la ciudad para que estos próximos cuatro años sean de progreso, concordia y buenas relaciones". Deseó que "todos los concejales trabajemos por la ciudad de Pamplona, porque es una responsabilidad que nos compete a todos, anteponiendo los legítimos intereses de los partidos al beneficio de la ciudad".

Por su parte, Uxue Barkos, candidata de Nafarroa Bai, indicó que le ha sorprendido enormemente la parte del discurso de Barcina en la que "volvemos de nuevo a la confrontación por la vía de un tema que no confronta al conjunto de los pamploneses, como es el rechazo rotundo a la violencia, y por ello utilizar en este caso esta cuestión tiene muy difíciles lecturas en las que Nafarroa Bai nunca va a entrar, en torno a un comunicado y una acción que todos rechazamos claramente".

UNA LEGISLATURA CON TONO "DIFERENTE"

"Hoy empieza una legislatura que tiene otro tono marcadamente diferente", afirmó la candidata de Na Bai, y añadió que "el cambio será desde la oposición y va a ser contundente, así se lo he dicho a Barcina". "Le he prometido nuestra más democrática y leal, pero contundente oposición, para su legislatura, por el bien de los ciudadanos", agregó.

Por su parte, el candidato del PSN, Javier Torrens, afirmó que el discurso de Barcina fue "parecido al de otras legislaturas, muy bien intencionado". "Le vamos a ayudar a cumplirlo, porque ellos solos con mayoría absoluta no lo cumplirían seguramente, y nosotros vamos a hacer una labor de complementariedad y de gobierno responsable, plural y diverso, que ha estado ausente en las dos últimas legislaturas", precisó.

En este sentido, indicó que "las buenas intenciones de la alcaldesa son buenas intenciones, y nosotros vamos a hacer que sean realidad, porque vamos a gobernar todos al perderse la mayoría absoluta".

Sobre los votos de los cuatro ediles del Partido Socialista, que introdujeron la papeleta en blanco, Torrens señaló que "no queríamos que nadie nos apoyara a última hora y frustrara nuestra intención, que era no participar en ningún gobierno municipal en el que fueran imprescindibles los votos de ANV".

Mariné Pueyo, candidata de ANV, afirmó por su parte que hoy "se ha consumado un gravísimo fraude democrático, contrario a la voluntad mayoritaria de la ciudadanía, una responsabilidad que es compartida por PSN y Nafarroa Bai, por acción y por omisión".

Según la concejal, PSN y Nafarroa Bai "han vendido Pamplona y la voluntad popular a la derecha", afirmó, porque "prometieron cambio y a la hora de la verdad no han tenido ni la honradez ni la altura de miras para llevarla a efecto".

Estas palabras las pronunció ante unas 200 personas concentradas frente al Ayuntamiento, que interrumpieron el discurso de Pueyo con aplausos y gritos de "Barcina. Fuera" o "ANV. Adelante". Junto a Mariné Pueyo se encontraba Patxi Urrutia, miembro de la mesa nacional de la ilegalizada Batasuna.

Finalmente, Mariné Pueyo señaló que ANV "se niega a aceptar la fatalidad porque todos somos parte del problema y todos debemos ser parte de la solución", y añadió que hay que "aglutinar fuerzas y recuperar las condiciones para que este proceso pueda discurrir por cauces que ofrezcan los frutos necesarios".

Lo más leído

  1. 1

    Dieciocho años sin noticias de la Pioneer 10, en rumbo a Aldebarán

  2. 2

    Una marcha negacionista de la Covid-19 en Madrid pide recuperar derechos y libertades: "Fuera dictadura"

  3. 3

    Madrid prohíbe reuniones en casas y adelanta el toque de queda a las 22h con hostelería cerrada una hora antes

  4. 4

    La familia Rivera despide, por última vez, a José Rivera 'Riverita'

  5. 5

    Dimite el JEMAD tras su polémica vacunación, aunque defiende que siguió el protocolo y no recurrió a "privilegios"