Actualizado 16/06/2007 21:58 CET

27-M.(Resumen)- PSN, NaBai e IU acatan los pactos de seis alcaldías y Yolanda Barcina repite por tercera vez en Pamplona

La jornada de constitución de los ayuntamientos "se está desarrollando con relativa normalidad", según la Delegación

PAMPLONA, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los concejales de Nafarroa Bai, PSN e IUN cumplieron hoy con el acuerdo que alcanzaron las ejecutivas de los tres partidos para garantizar el acceso a la alcaldía en seis municipios a la lista más votada de entre esos tres partidos. De esta forma, Nafarroa Bai logró el cargó de primer edil en Barañáin, Zizur Mayor, Villava y Alsasua, mientras que el PSN se hizo con las de Burlada y Olite. En Pamplona, Yolanda Barcina (UPN) reeditó por tercera vez su mandato tras votar en blanco los ediles del Partido Socialista.

Esta semana ha sido determinante para clarificar quiénes regirán los ayuntamientos que hoy se han constituido. El lunes, el PSN acordó no apoyar alternativas en las que los votos de ANV fuesen decisorios, lo que ha aupado a Yolanda Barcina al frente del Ayuntamiento de la capital navarra, y a Cristina Sota, en Tafalla, ambas de UPN.

Por otra parte, el acuerdo alcanzado entre Carlos Chivite (PSN), Txentxo Jiménez (NaBai) e IU en seis consistorios hizo que UPN perdiera hoy dos municipios en la Comarca de Pamplona, los de Zizur Mayor y Villava. Además de en Pamplona, UPN consiguió, en la Comarca, las alcaldías de Noáin (José Miguel Elizari) y Egüés (José Andía), en donde la formación obtuvo mayoría absoluta.

Concretamente, según el acuerdo PSN-NaBai-IU, las alcaldías de Barañáin -tercer municipio en importancia de Navarra-, Zizur Mayor, Villava y Alsasua han recaído en la coalición nacionalista, y los alcaldes serán a partir de ahora, respectivamente, Floren Luqui, Pedro Jesús Huarte, Pello Gurbindo y Unai Hualde. En Burlada y Olite permanecerán en el cargo los socialistas José Muñoz y María Carmen Ochoa.

Además, en este pacto han entrado en juego otras dos alcaldías, las de Berriozar y Ansoáin. En ellas, los tres partidos acordaron facilitar el poder a la lista más votada del municipio, comprometiéndose a no pactar con otras formaciones ningún acuerdo. Así, Berriozar ha quedado en manos de Nafarroa Bai (Francisco Javier Lasa) y Ansoáin es para el PSN (Antonio Gila).

Las elecciones municipales en Navarra dejaron un mapa caracterizado por la falta de mayorías absolutas en las localidades más importantes. Por ejemplo, UPN fue la lista más votada en Barañáin, Burlada, Zizur y Olite, donde no gobernará. En Pamplona, UPN obtuvo 13, NaBai 8, PSN 4 y ANV 2. Uxue Barkos, de Nafarroa Bai, quedó lejos de la alcaldía cuando PSN acordó no coincidir con ANV.

Por lista más votada, en Estella fue investida alcaldesa María Begoña Ganuza (UPN), sin que por el momento haya pactado con CDN. Por su parte, Luis Casado mantendrá la alcaldía de Tudela, en donde UPN volvió a tener mayoría absoluta. En Sangüesa, UPN (Eskisabel Suescun) vuelve a gobernar el municipio después de cuatro años gobernada por PSN.

Tafalla era gobernada hasta ahora por la socialista Maite Mañú, tras acuerdos con fuerzas de izquierda y nacionalistas. Antes de la instrucción de la Ejecutiva de PSN de no coincidir con ANV, Mañú se opuso a este apoyo. Así las cosas, la alcaldesa a partir de ahora es Cristina Sota (UPN).

OCHO ALCALDÍAS PARA ANV

Acción Nacionalista Vasca se hizo hoy con ocho alcaldías de localidades navarras en la jornada de constitución de los ayuntamientos. En siete de esos municipios obtuvo mayoría absoluta y en Bera accedió como lista más votada.

Los lugares en los que tenía mayoría absoluta son Araitz, Arbizu, Basaburua, Goizueta, Lakuntza, Navascués y Leitza. En Bera, ANV arrebató la alcaldía a Eusko Alkartasuna, que finalmente no obtuvo el apoyo de Aralar para mantener el poder en el Ayuntamiento.

En Sartaguda, ocupará el puesto de alcalde el socialista José Ramón Martínez, tras aceptar hoy el voto de ANV, que resuelve el empate de ediles entre PSN y UPN, tal y como había anunciado. Tras este anuncio, el PSOE pidió su dimisión y abrió un expediente de expulsión, algo que no ha motivado un cambio de decisión del edil socialista. En esta localidad, el concejal de ANV manifestó rechazar el uso de la violencia.

José Ramón Martínez reconoció en declaraciones a Europa Press, tras su elección como primer edil, que se expone a la expulsión del Partido Socialista, pero afirmó que se mantendrá en el cargo como independiente y que contará con el apoyo de sus concejales socialistas.

En la sesión constitutiva del Ayuntamiento, el candidato de UPN obtuvo los cuatro votos de su grupo, mientras que el del PSN sumó sus cuatro votos y el de ANV, con lo que alcanzó la mayoría absoluta. José Ramón Martínez afirmó que "hoy se ha cumplido lo que la gente quería" y se declaró "orgullosísimo por haber recibido la ovación del pueblo en un salón de plenos abarrotado". "Ojalá toda la izquierda abertzale fuera como la de Sartaguda. La gran lacra que tenemos se acabaría en poco tiempo", indicó.

SAKANA

Por otro lado, Nafarroa Bai no tomó hoy posesión de aquellos concejales que le hubieran correspondido a ANV en las localidades de Etxarri Aranatz, Ziordia y Bakaiku, en donde la candidatura fue ilegalizada.

En las tres, sólo concurrían las dos formaciones y Nafarroa Bai obtuvo la mayoría absoluta frente a los votos nulos, por lo que la decisión no afectará a la configuración de los equipos de gobierno.

Nadie ocupará los tres concejales de Ziordia y Bakaiku y los cinco de Etxarri. La coalición tiene intención de favorecer la participación de la candidatura ilegalizada y de otros vecinos a través de comisiones informativas y en los plenos. Esta decisión motivó críticas del PP y de UPN, quien dijo que se tendía la "mano" a ETA, pero Nafarroa Bai argumentó que en Irurtzun o Leitza UPN actuó de forma similar y que es de "sentido común".

En el caso de Etxarri-Aranatz, la alcaldía será para Maider Goñi Errazkin; en Bakaiku, para Eduardo José Urrestarazu Fernández; y en Ziordia, para Jesús Arrese Galbete.

JORNADA DE "RELATIVA NORMALIDAD"

La Delegación del Gobierno en Navarra informó hoy de que la jornada de constitución de ayuntamientos se está desarrollando "con relativa normalidad".

La Guardia Civil no tuvo que intervenir este mediodía en ninguna de las once localidades navarras en las que ANV había convocado concentraciones, con los lemas "Contra el pucherazo electoral" y "No a la estafa", según informaron a Europa Press fuentes de la Delegación.

En ocho de esas once localidades, las concentraciones habían sido prohibidas por la Delegación y no se presentó a mediodía ningún militante de ANV. En concreto, eran las localidades de Aoiz, Leitza, Etxarri-Aranatz, Bakaiku, Irurtzun, Alsasua, Olazti y Ziordia.

En los municipios en los que sí estaban autorizadas las concentraciones, se presentaron unas 300 personas en el caso de Pamplona, 25 en Berriozar y 24 en Tafalla, sin que en ningún caso caso se registraran incidentes, añadieron estas fuentes.

En Barañáin, la Guardia Civil tuvo que desplegarse en la plaza del Ayuntamiento para impedir una concentración ilegal, pero los agentes no hicieron uso de la fuerza.

Con esta información, la Delegación del Gobierno en Navarra indicó que "la jornada se está desarrollando bajo parámetros de relativa normalidad", con la excepción de los dos ataques fallidos de violencia callejera registrados esta madrugada en una oficina de Correos Barañáin y en un cajero automático de Pamplona.