Alumnado de Liceo Monjardín pinta los nuevos espacios generados en los pasos de cebra del entorno de su colegio

Publicado 04/06/2019 13:28:34CET
Alumnado de Liceo Monjardín pinta los nuevos espacios generados en los pasos de cebra del entorno de su colegio
AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA

PAMPLONA, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

Durante toda esta semana, alumnado de los centros educativos Liceo Monjardín, Sagrado Corazón, Jesuitas y del Colegio Técnico Carlos III está llevando a cabo una actividad conjunta relacionada con el proyecto de Entornos Escolares Seguros. A la actuación urbanística llevada a cabo para ampliar las zonas peatonales que preceden a los pasos de cebra y reducir la presencia del vehículo a motor se suma la intervención que realiza el alumnado pintando de manera libre esos nuevos espacios generados. Así se generará el primer corredor escolar seguro de la ciudad, ha informado el Ayuntamiento en una nota.

En total, van a participar en esta iniciativa, denominada Entorno Escolar de Monjardín, unos 120 alumnos. Este martes el turno ha sido para el alumnado de Liceo Monjardín que ha decorado nuevos espacios con diferentes formas geométricas de distintos colores. De esta forma, ha añadido, los estudiantes hacen suya la intervención y la recuperación del espacio. Los centros escolares y su alumnado han participado tanto en el diseño de los nuevos cruces como, gracias a esta actuación, en el pintado de los pasos de cebra.

Asimismo, durante el desarrollo de este proyecto han tratado en clases temáticas relativas a la sostenibilidad, el medio ambiente, la igualdad, el respeto, la convivencia, que posteriormente han plasmado en los diseños que ejecutarán para decorar el nuevo corredor escolar seguro.

Ese pintado de los espacios ganados a la calzada que han propiciado las actuaciones de movilidad sostenible y segura realizadas se va a llevar a cabo en las calles Larrabide, Sangüesa, Juan Pablo II, Aoiz, Paulino Caballero, Aralar, Media Luna y Valle de Egüés, además de en la propia Monjardín. Junto a las formas geométricas, se podrán encontrar también piezas de puzzle o representaciones del cielo y pájaros, de árboles y pequeños animales, o de parques, jardines y flores.

La escuela infantil Ninia Etxea, ubicada en la calle Aoiz, también participa en este proyecto, pero por la edad de su alumnado no se realiza in situ la acción de pintar su espacio junto al paso de peatones en las cercanías del centro. Estudiantes del colegio técnico Carlos III se han ofrecido a pintar los pasos de peatones del entorno de la escuela infantil con formas geométricas y representaciones del skyline de lo que podría ser cualquier ciudad.

Para el desarrollo de esta actividad durante las mañanas de lunes a viernes, la Policía Municipal de Pamplona cortará el tráfico de las zonas en las que se esté trabajando, con excepción del transporte urbano comarcal, vehículos de emergencia, acceso a garajes u otras situaciones. Desde el Ayuntamiento de Pamplona se facilita al alumnado que lleva a cabo esta actividad tanto el material de pintado como el de protección (gafas, guantes, buzos y calzas) para que puedan realizar el trabajo con todas las garantías de seguridad y perdurabilidad, ha precisado el Consistorio.

ACTUACIONES URBANÍSTICAS CON PINTURA Y BOLARDOS

El proyecto Entornos Escolar de Monjardín consiste, principalmente, en la modificación de los pasos de peatones de esa zona para "mejorar la visibilidad y la seguridad de quienes por ellos transiten". Asimismo, se reduce el espacio del vehículo privado, recuperando parte de la vía para el tránsito peatonal, y se incluyen elementos para reducir también la velocidad de circulación de los vehículos a motor. Las intervenciones concretas se han llevado a cabo en las últimas semanas, con la colocación de bolardos que delimitan los nuevos espacios creados para peatones y con el pintado y señalización de esas zonas y elementos.

El Ayuntamiento ha indicado que ha sido una actuación rápida, realizada por una empresa de señalización, y asumible presupuestariamente. La intención del Ayuntamiento de Pamplona es extender este tipo de actuaciones por los diferentes barrios. Y es que, si la intervención consistiera en una urbanización con ampliación de aceras, rebajes de bordillos y demás, únicamente se podrían llevar a cabo actuaciones en cuatro o cinco pasos de peatones de la ciudad.

A partir del 24 de junio, una vez que concluyan las clases y el curso escolar, las actuaciones van a continuar en las inmediaciones de estos centros educativos. Se va a realizar otra actuación en calle modificando las aceras de las calles Bergamín y Tajonar, en el entorno del colegio Jesuitas. Además, se crearán tres pasos de peatones elevados en la calle Monjardín en las puertas de acceso y salida de los colegios Sagrado Corazón y Liceo Monjardín.

Para leer más