Ampliación.- Fallece un joven de 30 años tras precipitarse desde un cuarto piso en Burlada después de una pelea

Actualizado 05/05/2007 16:44:11 CET

PAMPLONA, 5 May. (EUROPA PRESS) -

El joven Ismael Florencio Carchi Espinoza, de 30 años, natural de Ecuador y con domicilio en Aranda de Duero (Burgos), falleció esta mañana en el Hospital de Navarra como consecuencia de las heridas sufridas al precipitarse al vacío desde el cuarto piso de un edificio de la localidad navarra de Burlada.

Según informaron fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Navarra en una nota, el suceso se produjo tras una "fuerte pelea" entre un número elevado de personas de origen sudamericano.

El motivo de la reyerta se debió a la actitud de joven fallecido, que agredió indiscriminadamente a los allí presentes, rompió la puerta de acceso al edificio, roció el producto de unos extintores por el portal y acabó subiendo hacia las plantas altas por causas que se desconocen hasta el momento.

Estos hechos tuvieron lugar sobre las 3.20 horas de hoy en la calle Ezpondoa número 2 de Burlada, adonde acudieron agentes de la Jefatura Superior de Policía en apoyo de la Policía Municipal.

Los agentes acudieron en auxilio de distintos vecinos del inmueble que gritaban desde el interior de las viviendas con síntomas de asfixia debido a la inhalación de los producto irritantes de los extintores vaciados.

Cuando un funcionario llegó al rellano de la planta cuarta observó la ventana del patio de luces abierta, donde una persona se hallaba sujetando al joven fallecido por el antebrazo, que se encontraba suspendido en el vacío zarandeándose con el afán de soltarse. El joven consiguió del exterior zafarse precipitándose al patio de luces.

El herido fue trasladado por una ambulancia al Hospital de Navarra, donde sobre 7 horas fallecía a causa de las heridas sufridas en la caída.

AGRESIÓN A UN POLICÍA

Cuando los servicios sanitarios pretendían evacuar al herido, las personas que habían participado en la reyerta, "en evidente estado de embriaguez y con un alto estado de alteración", intentaron evitar el traslado en la ambulancia, y agrediendo a los agentes, uno de los cuales sufrió policontusiones, erosiones en cara, cuello, tronco y contusión ocular, añadieron estas fuentes.

Con motivo de estas agresiones se procedió a la detención del autor de las mismas. Se trata de J.H.C., de 46 años, nacido en Loja (Ecuador) y domiciliado en Pamplona. El atestado policial continúa abierto.