Antonio López, Péter Erdö y Joseph H.H. Weiler, investidos doctores honoris causa por la Universidad de Navarra

Antonio López, Joseph H. H. Weiler Y El Cardenal Péter Erdö.
EP/UNIVERSIDAD DE NAVARRA
Actualizado 27/10/2011 15:45:29 CET

Monseñor Javier Echevarría ha presidido el acto, al que han asistido más de 450 personas, entre autoridades y académicos

PAMPLONA, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

El pintor Antonio López, el cardenal húngaro Péter Erdö, y el catedrático de Derecho de la Universidad de Nueva York Joseph H.H. Weiler han sido investidos este jueves doctores honoris causa por la Universidad de Navarra en un acto celebrado en el Aula Magna del centro, al que han asistido más de 450 personas, entre autoridades y académicos.

El acto, que fue seguido por otras 370 personas desde diferentes estancias del Edificio Central de la Universidad de Navarra, ha estado presidido por el Gran Canciller, Monseñor Javier Echevarría. Asimismo, han asistido el arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, Francisco Pérez, el vicepresidente segundo del Gobierno de Navarra, Álvaro Miranda, el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, y el fiscal superior de Navarra, Javier Muñoz, entre otros.

Con Antonio López, Péter Erdö y Joseph H.H. Weiler, son 35 los doctores honoríficos investidos a este título, el más alto galardón que conceden las universidades y una distinción que reconoce la trayectoria científica y profesional de quien lo recibe.

Tras la presentación de los padrinos y la concesión de los títulos de honoris causa, cada doctor pronunció su discurso. En el caso de Antonio López, fue el artista Juan José Aquerreta el encargado de leer su intervención, ya que el pintor no pudo estar presente en el acto por un problema de salud.

En su discurso, López ha hecho alusión al aprendizaje de la pintura y ha destacado que "se va haciendo de una forma más turbulenta y oscura y, en una proporción a veces desestabilizadora y destructiva".

"Para mí, haya acertado o no en mi trabajo, ese lugar inestable siempre me ha gustado, porque lo siento en armonía con la impresión que me produce la vida. En este espacio he encontrado medios de supervivencia, personas que me han acompañado y que me han hecho mejor y una forma de trabajar que me ha relacionado bien con el mundo", ha afirmado.

El pintor ha destacado que comenzó a pintar con 13 años. "Ahora, con 75, sigo manteniendo fresca la necesidad, el placer de continuar una tarea que en mí abarca espacios de la vida que sólo encuentro en el trabajo. También me gustan los rituales. Los pequeños, cotidianos y graciosos, y los grandes", ha asegurado.

El pintor Antonio López García, premio Príncipe de Asturias de las Artes (1985) y Premio Velázquez de las Artes Plásticas (2006), es uno de los representantes del realismo contemporáneo español y uno de los pintores españoles más cotizados en los mercados internacionales del arte.

Por su parte, tras recibir el doctorado honoris causa, el cardenal húngaro Péter Erdö ha pronunciado un discurso en el que ha recorrido las expresiones canónicas del primado. En concreto, ha afirmado que "se trata de un elemento constante y fundamental de la Constitución de la Iglesia, cuya actualidad jurídica no queda disminuida en modo alguno como consecuencia del Concilio Vaticano II".

El cardenal Péter Erdö es una figura relevante de la Iglesia católica, no sólo en Hungría sino también en la sociedad europea y en el mundo actual. Es arzobispo de Esztergom-Budapest, primado de la Iglesia en Hungría y presidente de la Conferencia Episcopal húngara. Es también el presidente del Consejo de las Conferencias Episcopales europeas; y a sus 51 años se convirtió en el cardenal más joven del Colegio Cardenalicio.

Por último, el catedrático de la Universidad de Nueva York Joseph Weiler se ha referido en su intervención a la relación entre Derecho y santidad. Según el experto, "todos consideramos que el Estado de Derecho en su sentido más amplio, el denominado rule of law, es un elemento constitutivo de nuestro paradigma de valores democráticos". Sin embargo, ha añadido, "difícilmente vemos en él un valor espiritual y nos resulta difícil entender cómo puede engarzarse e incluso integrarse en la idea de santidad".

"El proyecto de santidad es omnicomprensivo, cubre todas las esferas de la vida. La santidad toca a la familia, la santidad se halla en los ritmos de trabajo, la santidad afecta a la fidelidad religiosa, la santidad está en los ritos, la santidad está en la caridad en la vida cotidiana", ha precisado.

Joseph Weiler está considerado uno de los mayores expertos en el Derecho de la Unión Europea. En 2001 se incorporó a la Universidad de Nueva York como University Professor, rango académico reservado para aquellos profesores con venia docendi en todas las facultades de un campus. En la Universidad de Nueva York, dirige el Centro Jean Monnet de Derecho Económico Regional e Internacional; el Instituto Straus de Estudios Jurídicos Avanzados; y el Centro Tikvah de Derecho y Civilización Judía.

"RESPONDER A LOS RETOS DE LA SOCIEDAD"

Por otro lado, en su discurso, el Gran Canciller de la Universidad de Navarra, Mons. Javier Echevarría, ha asegurado que el momento actual se presenta "grávido de desafíos". "La comunidad académica no ha de replegarse sobre sí misma: sería una irresponsabilidad grave. Ha de responder, en cambio, a los diversos retos que se le presentan, avivando los motivos de esperanza", ha defendido.

Según ha afirmado, "sólo el acercamiento sapiencial a la naturaleza, a la sociedad y a la persona, a la verdad de su origen y de su destino, puede ofrecer una sólida base para la educación de las nuevas generaciones".

"Respetando cuidadosamente la libertad de los estudiantes, los profesores han de entrar en diálogo personal con los alumnos, y también entre ellos, para ampliar horizontes culturales y orientarse hacia la superación de tantas perplejidades morales como se alzan ante su mirada, en un entorno social que se halla en trance de perder toda sustancia ética", ha indicado.