ANV.- Pamplona, Zizur Mayor y Ansoáin han disuelto los grupos municipales de ANV, que mantiene nueve alcaldías

Actualizado 16/09/2008 20:18:29 CET

PAMPLONA, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los ayuntamientos de Pamplona, Zizur Mayor y Ansoáin son los únicos consistorios navarros que han disuelto los grupos municipales de Acción Nacionalista Vasca, siete meses después del auto de suspensión de actividades dictado por el juez Baltasar Garzón y en el día en que el Tribunal Supremo ha decidido la ilegalización de ANV.

El partido ahora declarado ilegal ostenta la alcaldía de nueve ayuntamientos en Navarra. Se trata de Bera, Araitz, Arbizu, Basaburua, Goizueta, Lakuntza, Navascués, Larraun y Leitza, municipios en los que ganó las elecciones municipales de mayo de 2007.

Por otra parte, algunos de los ayuntamientos más importantes en los que ANV mantiene grupos municipales son los de Berriozar, Burlada, Villava, Huarte, Estella, Tafalla, Lumbier, Galar o Sartaguda. Además, en el caso de Berriozar, ANV forma parte del equipo de Gobierno con Nafarroa Bai, grupo que ostenta la alcaldía.

La ejecución de las resoluciones judiciales conlleva la retirada de la subvención que reciben los grupos municipales de ANV. Además, sus ediles pasan a ser considerados no adscritos. No obstante, estos concejales mantienen sus actas y perciben sus asignaciones económicas.

El Ayuntamiento de Pamplona, gobernado por UPN, fue el primero en ejecutar el auto de Garzón, disolviendo el grupo municipal en febrero y retirando la subvención a ANV. Semanas después clausuró el despacho municipal que utilizaban los dos ediles y, con el apoyo del PSN, retiró a los concejales de Acción Nacionalista Vasco sus cargos de representación en diferentes organismos municipales.

Después de la actuación del Ayuntamiento de Pamplona, el 30 de julio fue el alcalde de Zizur Mayor, Pedro Huarte (NaBai), quien tomó la decisión de disolver el grupo de ANV. Apenas unos días después, fue el turno de Ansoáin. Su alcalde, el socialista Antonio Gila, adoptó el mismo criterio que sus homólogos de Pamplona y Zizur. Por el momento, éstos son los tres únicos ayuntamientos que han adoptado medidas contra ANV tras las resoluciones judiciales.