Actualizado 14/01/2016 11:04 CET

Barkos critica el uso "partidario y torticero" en el convenio con la CUN

 Uxue Barkos
EUROPA PRESS

Garantiza a los trabajadores de la Universidad que no va a haber "ningún menoscabo" en su atención sanitaria

   PAMPLONA, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha afirmado que algunos parlamentarios de la oposición están utilizando "de manera partidaria y torticera" la decisión de no renovar el concierto con la Clínica Universidad de Navarra para la asistencia sanitaria a los más de 7.000 trabajadores de la Universidad.

   Uxue Barkos ha señalado, en declaraciones a los periodistas a su llegada al pleno del Parlamento, que "cualquier decisión que afecte a un colectivo y que sea no comprendida, y en algunos casos utilizada de manera partidaria y yo diría torticera por algunos parlamentarios, provoca este tipo de situaciones de desacuerdo y de supuesto agravio que no existe".

   La jefa del Ejecutivo ha asegurado que las preocupaciones del Gobierno en este asunto son dos. En primer lugar, "la atención sanitaria universal y en ese sentido la atención a esas 7.000 personas que hasta hoy están siendo magníficamente atendidas por la CUN y que a partir de junio, si el Parlamento así lo decide, serán magníficamente atendidas por el Servicio Navarro de Salud".

   La segunda preocupación del Gobierno es "seguir colaborando como ha venido haciendo con la Universidad de Navarra en todos aquellos asuntos en los que somos complementarios y en los que tenemos mucho que sumar en beneficio del conjunto de la sociedad".

   Por lo tanto, "si hay algún tipo de preocupación por parte de esas 7.000 personas de que la asistencia vaya a sufrir algún menoscabo", Barkos ha ofrecido "la garantía de que no va a ser así y de ninguna manera".

   Además, la presidenta del Gobierno ha señalado que "el sectarismo está en quienes firmaron en su momento que el Servicio Navarro de Salud era incapaz de atender a esas 7.000 personas, y no estoy mirando de ninguna manera a CUN y UN, sino a Gobiernos anteriores, que fueron capaces de llevar a cabo acuerdos que no resultaban beneficiosos para el conjunto de la atención a la población de Navarra". "Eso sí es sectarismo, y sectarismo es quizá utilizar entidades como la CUN o la UN, o la preocupación de esa población como ariete partidario en sede parlamentaria", ha criticado.

   Además, Uxue Barkos ha señalado que "hay argumentos escuchados en sede parlamentaria que no podemos admitir, como la posibilidad de que -la no renovación del convenio- conlleve una pérdida de puestos de trabajo". "Ese no puede ser nunca un argumento, porque tiene como contrapartida la creación de puestos de trabajo si ese fuera el motivo. Pero es que los ámbitos de colaboración con la CUN o con otras entidades sanitarias privadas son mucho más amplios y de mucha mayor envergadura y en beneficio de todas las partes que este convenio en concreto", ha asegurado.

   Asimismo, la jefa del Ejecutivo ha señalado que "este convenio tiene además una dimensión económica que es perjudicial para las arcas navarras tal cual estaba escrito en este momento y no tiene el soporte jurídico necesario para llevarlo a cabo".

Para leer más