25 de febrero de 2020
 
Publicado 12/12/2019 12:54:48CET

BBVA prevé que la economía navarra crezca un 1,8% en 2020 y recupere los niveles de empleo previos a la crisis

Miguel Cardoso, economista jefe para España de BBVA Research, y Carlos Gorría, director Territorial Norte de BBVA
Miguel Cardoso, economista jefe para España de BBVA Research, y Carlos Gorría, director Territorial Norte de BBVA - BBVA

PAMPLONA, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

BBVA Research prevé que el PIB de Navarra crezca en 2019 un 2%, cifra que se reduciría al 1,8% en 2020. Con ello, la Comunidad foral enlazaría siete años consecutivos de recuperación. De cumplirse este escenario, estima que la economía navarra crearía 11.000 puestos de trabajo entre estos dos años, alcanzando una tasa de empleo del 7,6%, 0,8 puntos por encima de su nivel en 2008.

Sin embargo, BBVA Research también ha llamado la atención ante el hecho de que Navarra "es la región de España con mayor tasa de vacantes sin cubrir en relación con su población activa", algo que apunta a "dificultades para cubrir determinadas vacantes por la ausencia de perfiles con la formación adecuada". Por ello, la entidad apuesta por impulsar medidas que favorezcan la formación así como la inserción de los colectivos con más dificultades.

Así viene recogido en el informe 'Situación Navarra 2019' de la entidad bancaria que ha sido presentado este jueves por el director Territorial Norte de BBVA, Carlos Gorria, y el economista jefe para España de BBVA Research, Miguel Cardoso.

Cardoso ha opinado que Navarra va a cumplir "holgadamente" el objetivo de déficit y ha apuntado que "es muy probable que el balance de las cuentas autonómicas termine en superávit". En este sentido, ha destacado que "la sociedad navarra va a tener que discutir qué quiere hacer con los superávit que se van a generar" entre "utilizarlos para reducir la carga fiscal, utilizarlos para proveer nuevos tipos de servicios o continuar reduciendo los niveles de deuda autonómica y la vulnerabilidad que pueda tener la economía navarra ante cambios en el entorno durante los próximos años". Una última opción que ha considerado la "más adecuada".

El informe de BBVA detecta una "desaceleración" en la economía navarra que atribuye, por un lado, a que la demanda interna "muestra una mayor desaceleración, por la ralentización del gasto de los hogares navarros, algo más intensa que en el resto de España", debido "al agotamiento de la demanda embalsada durante la crisis y de los efectos de las políticas expansivas". De la misma forma, la inversión en maquinaria y equipo en particular "da señales positivas, aunque también la de vivienda seguirá siendo soporte de la actividad".

Sin embargo, durante los primeros nueve meses de 2019, la evolución de la demanda externa ha sido favorable. Así, las exportaciones de bienes reales en Navarra se aceleraron más que en el conjunto de España, hasta un incremento del 11,8%, lo que supone 3,1 puntos porcentuales por encima del aumento del año anterior. Este crecimiento, el mayor desde 2010, se explica por el sector automotriz, que por segundo año consecutivo aumenta su peso en el total de las ventas exteriores navarras, situándose cerca del 45%.

Por destinos, destacaron las ventas a la eurozona, África y, en menor medida, Reino Unido. Asimismo, el turismo muestra un mayor dinamismo. Con datos hasta octubre de este año, el ritmo de crecimiento de viajeros y pernoctaciones aumentó por encima del 3%, impulsado por el turismo de residentes en España, y a pesar de las pequeñas reducciones observadas entre los extranjeros.

INCERTIDUMBRES Y FORTALEZAS

Entre los factores de incertidumbre detectados por el BBVA se sitúan, por un lado, el Brexit. Si bien, Navarra "no estaría entre las comunidades más afectadas" ya que, aunque el Reino Unido es su cuarto mercado exterior de bienes, representa solo el 4,9% del total de las exportaciones navarras.

Por otro lado, otro motivo de incertidumbre se debe a la "guerra comercial" entre Estados Unidos, China y la Unión Europea, que ya afectan a sectores como el aluminio, el acero, el vino o el aceite de oliva, y que podrían tener un impacto en las exportaciones de la Comunidad foral si se extendiera al sector del automóvil, ya que las ventas exteriores afectadas representan el 35% del PIB regional.

A nivel nacional, la incertidumbre política podría estar
afectando a las decisiones de gasto de familias y empresas, lo que ha contribuido al aumento de la tasa de ahorro de los hogares y al debilitamiento de la inversión por parte de las empresas. A esto han contribuido, entre otros, los cambios en la regulación que afectan al sector del automóvil, a la vivienda o que han incrementado el coste del factor trabajo, como el aumento del Salario Mínimo Interprofesional.

En el caso del automóvil, "Navarra está siendo una de las excepciones" y donde "estamos viendo crecimientos relativamente importantes", ha subrayado Cardoso, que ha destacado que "en la medida en que la economía navarra continúe mostrando esta flexibilidad puede ser ganadora de este entorno de mayor incertidumbre".

A pesar de ello, Miguel Cardoso ha considerado que la economía navarra "está hoy más preparada para afrontar un escenario de incertidumbre".

Así, ha enumerado como las fortalezas de la economía navarra un aumento de las exportaciones del 12% a lo largo del presente año, sobre todo debido al sector del automóvil, el incremento en la importación de bienes de equipo, que en los últimos doce meses ha ascendido a los 1.300 millones; la recuperación del turismo con un aumento de residentes nacionales frente a la reducción de visitantes extranjeros; así como que los tipos de interés se mantendrán alrededor del 0% entre 2019 y 2020.

Para leer más