BBVA Research estima que el PIB de Navarra crecerá un 2,8% en 2018 y un 2,6% en 2019

Presentación del informe 'Situación Navarra 2018' de BBVA Research
BBVA
Publicado 12/12/2018 13:21:08CET

La entidad prevé que entre 2018 y 2019 se creen 14.000 puestos de trabajo y la tasa de paro baje al 8,1%

PAMPLONA, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El crecimiento de la economía de Navarra alcanzará este año el 2,8 por ciento, cifra que se situará en 2019 en el 2,6 por ciento, según un estudio de BBVA Research.

Así lo recoge el informe 'Situación Navarra 2018' que ha sido presentado este miércoles en Pamplona por el director de la Territorial Norte de BBVA, Carlos Gorría, y el economista jefe para España de BBVA Research, Miguel Cardoso.

La entidad ha señalado que diversos factores contribuirán a este avance de la economía. Por un lado, el entorno internacional "continuará siendo favorable, lo que debería impulsar las exportaciones y el avance del proceso de internacionalización de las empresas". Adicionalmente, la política monetaria "seguirá siendo expansiva, y es de prever un proceso de normalización lento, que mantenga los tipos de interés bajos" lo que permitirá "la recuperación de la inversión y del sector inmobiliario continúe, mientras se reduce el dinamismo del consumo".

Asimismo, los Presupuestos Generales del Estado aprobados para 2018 "impulsarán la renta disponible de los hogares vía pensiones y salarios públicos", ha destacado BBVA.

El estudio destaca que la economía de Navarra mantiene un "crecimiento fuerte" en 2018. En los trimestres centrales del año, el PIB regional podría haber aumentado en torno al 0,6% trimestral promedio, inferior al promedio registrado en la segunda mitad del año pasado. De cara a la parte final del año, los indicadores disponibles señalan que el incremento de la actividad podría mantenerse en el 2,8%, mismo ritmo que el año anterior, a pesar de algunos factores de incertidumbre.

Una situación que se debe, ha explicado Miguel Cardoso, por un descenso en el consumo privado y el turismo que, sin embargo, se ve compensado por "el mayor vigor de las exportaciones y el buen comportamiento de la inversión, tanto pública como privada". Esto incluye la venta de viviendas, que continuó mostrándose dinámica en el primer semestre, tras un incremento interanual del 22,1% el año pasado.

Las exportaciones de bienes, por su parte, repuntan impulsadas por los bienes de equipo y por el sector automotriz, especialmente por la depreciación del euro, la "recuperación de la eurozona" y la "reversión del precio del petróleo", si bien destaca las incertidumbres en el sector de la automoción en Navarra que representa el 40% de las exportaciones de la Comunidad foral.

Por su parte, continúa el estudio, el sector turístico continúa creciendo, pero muestra síntomas de agotamiento en su evolución en lo que va de año que se debe, indica el estudio, al redireccionamiento hacia otros destinos.

El mercado laboral sigue mejorando, con un aumento de la afiliación a la Seguridad Social del 3,3% hasta noviembre, destacando las aportaciones de la industria y de la construcción, pero con un menor dinamismo en la segunda mitad de este año. Por comarcas, la mejora del empleo no se observa por igual: Pamplona fue la primera en recuperar el nivel de afiliación pre-crisis, pero Navarra Media Oriental y Tudela son las más dinámicas en los últimos meses.

14.000 EMPLEOS ENTRE 2018 Y 2019 Y UNA TASA DE PARO DEL 8,1%

Según este estudio de la entidad, de cumplirse este escenario, en el conjunto de 2018 y 2019 se podrían crear 14.000 empleos, lo que llevaría a una reducción de la tasa de paro en la Comunidad foral al 8,1%.

Las cifras de BBVA prevén que Navarra cierre el 2018 con un crecimiento del empleo del 1,5% y una tasa de paro del 9,4%. Un incremento en la contratación que en 2019 alcanzaría el 1,8% y que reduciría la tasa de desempleo al 8,1%.

Miguel Cardoso ha opinado que conforme se reduzca la tasa de paro en Navarra se podrían producir incrementos salariales. Así, ha considerado que conforme se vaya reduciendo el desempleo "nos podemos situar en un contexto donde las empresas echen en falta cierto tipo de trabajador y para poder atraerlo desde otras empresas u otras comunidades autónomas o para mantener a sus propios trabajadores, van a tener que empezar a subir salarios". En este sentido, ha opinado que en 2019 y 2020 "muy probablemente parte del incremento en las rentas de los trabajadores vengan no tanto por el incremento del empleo sino de los salarios".

Según las previsiones de BBVA Research, aunque en 2017 se haya superado ya el nivel de PIB absoluto y per cápita pre-crisis, el crecimiento en el periodo 2018-2019 no permitirá alcanzar el nivel de empleo pre-crisis. Así, en 2019 este se ubicará todavía 2,3 puntos por debajo de aquel nivel.

En este entorno, apunta la necesidad de seguir incidiendo en políticas que "ayuden a reducir más rápidamente la tasa de desempleo, la temporalidad, y a incrementar la productividad del factor trabajo".

Para ello, llama a "aprovechar las oportunidades de la cuarta revolución industrial, mejorar el capital humano, la atracción de talento, la rápida adopción de nuevas tecnologías y el incremento del tamaño medio de las empresas".

RIESGOS PARA LA ECONOMÍA NAVARRA

El estudio de BBVA Research indica asimismo que diversos factores, externos e internos, podrían afectar al crecimiento de la Comunidad foral.

Por un lado, el incremento de la demanda interna "podría ser menor que en años anteriores" por "el menor impulso" de la actividad debido al agotamiento del empuje ligado a la 'demanda embalsada', es decir, el gasto postpuesto por la incertidumbre económica durante la crisis.

Además, la moderación de la creación de puestos de trabajo en ciertas zonas del país, "podría afectar a la demanda de bienes y servicios de Navarra". Según el Servicio de Estudios de BBVA, existen dudas sobre hasta dónde llegará la moderación del crecimiento en el sector turístico en España. La pérdida de competitividad ante algunos países emergentes podría continuar desviando turistas a otros destinos. Además, algunos indicadores "sugieren que perdura la incertidumbre sobre la política económica en España". Ambos factores podrían afectar negativamente al comportamiento de la economía navarra.

En el entorno exterior, ha aumentado la probabilidad de que ocurran diversos riesgos. Por una parte, los relacionados con el sector automotriz (incertidumbre arancelaria, normativa, etc). Por otra parte, la mayor incertidumbre, destacando a nivel europeo la política en Italia y el proceso de negociación del 'Brexit', junto a los anuncios arancelarios de Estados Unidos. A ello se suma "la volatilidad del precio del petróleo".