Actualizado 13/03/2012 14:15 CET

Cementos Portland (FCC) cerrará temporalmente dos plantas

Planta De Cemento De Cementos Portland (FCC) En Madrid
CEMENTO PORTLAND

Abrirá su capital a nuevos socios en caso de que no venda el negocio de Estados Unidos

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

Cementos Portland cerrará "temporalmente" dos de sus ocho fábricas de España y planterá expedientes de regulación de empleo (ERE), en principio también temporales, para unos 500 trabajadores, el 16,6% de su plantilla, según informaron en fuentes de la filial del grupo FCC.

La medida forma parte del plan de reestructuración que Portland prevé completar este año. El plan supondrá un coste de unos 50 millones de euros y tiene el doble objetivo de "racionalizar y adecuar" su estructura industrial ante el desplome del mercado de cemento en España y recortar su deuda.

Portland decidirá las dos plantas que pararán en función de sus estructuras de costes y su ubicación. La cementera cuenta con cuatro fábricas en el Norte (Cantabria, Bilbao, Pamplona y Palencia) con dos en Cataluña, y con una en Madrid y en Sevilla.

Según la empresa, en caso de que se mantenga la demanda registrada en los dos primeros meses, el consumo de cemento en España cerrará 2012 en un nuevo mínimo histórico de alrededor de 16 millones de toneladas, un volumen similar al de mediados de los ochenta y un tercio del máximo de 56 millones registrado en 2006, en pleno 'boom' constructor.

Para lograr el objetivo de fortalecer su balance, la compañía contempla abrir su accionariado a nuevos socios a través de una ampliación de capital de entre 200 y 300 millones de euros.

De esta forma, los eventuales accionistas, preferentemente de perfil industrial e internacionales, tomarían alrededor de un 20% del capital de Cementos Portland y se convertirían en segundos socios, por detrás de FCC, que mantendría el control de la empresa.

La cementera se plantea la apertura del capital como una operación alternativa a la venta de Giant Cement, la firma que tiene en Estados Unidos. Esta sociedad, que cuenta con tres fábricas en la Costa Este del país, está valorada en unos 700 millones y soporta una deuda de unos 340 millones.

RECORTAR DEUDA.

Cementos Portland se ha fijado el ecuador del año como plazo para optar por una de estas dos medidas, con las que busca recortar hasta en 300 millones su actual deuda neta de unos 1.300 millones. Además, la cementera ha abierto en paralelo un proceso de renegociación de este pasivo para extender sus plazos de vencimiento.

El plan de reestructuración 'NewVal', que no afecta a la actividad de la empresa en Túnez y Reino Unido, se completa con medidas como la unificación de las distintas marcas (Portland, Uniland y Lemona) y sus distintos equipos, la venta de otros activos no estratégicos como terrenos y la "optimización comercial".

Con todo , la filial de FCC busca adecuarse para operar en un mercado cementero doméstico "racional" (que estima en un consumo anual de unos 30 millones de toneladas de cemento, el doble respecto al actual) y contribuir a lograr el objetivo de que su Ebitda alcance la cota de los 200 millones de euros (frente a 150 millones de 2011) en los próximos años.