Publicado 25/02/2021 13:29CET

Chivite defiende que en una sociedad democrática "no cabe acto alguno de homenaje a terroristas"

Archivo - La presidenta de Navarra, María Chivite
Archivo - La presidenta de Navarra, María Chivite - Eduardo Sanz - Europa Press - Archivo

PAMPLONA, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, ha defendido que en una sociedad democrática "no cabe acto alguno de homenaje a terroristas" y ha destacado que "la dignidad de las víctimas debe preservarse y protegerse de las ofensas que suponen estos actos".

En respuesta a una pregunta de Navarra Suma en el pleno de la Cámara foral sobre "la oportunidad de endurecer la legislación vigente por enaltecimiento del terrorismo", Chivite se ha remitido a lo anunciado por el Ministerio del Interior sobre cambiar la ley e incorporar un nuevo régimen sancionador para acabar con los actos de homenaje a los presos.

A juicio de la presidenta navarra, "sin duda, estos actos son incompatibles con la dignidad de las víctimas y son una ofensa para ellos y una sociedad democrática que se ha expresado alto y claro en contra de la violencia".

"El Gobierno en su conjunto compartimos el rechazo a cualquier expresión o manifestación pública de apoyo al terrorismo y compartimos también la necesidad de preservar la memoria, la justicia y la reparación de la víctimas", ha remarcado la jefa del Ejecutivo foral.

Para Chivite, "lo importante es actuar y hacerlo con las herramientas que se disponga para que cualquier acto de homenaje a terroristas de ETA se pueda impedir y en su caso sancionar".

Por su parte, el parlamentario de Navarra Suma Iñaki Iriarte ha puesto de manifiesto que, según los datos de Covite, los actos de enaltecimiento del terrorismo se han "disparado" el pasado año y ha detallado que en Navarra hubo 30 actos de este tipo, "uno cada 12 días". Unas cifras que muestran que "el problema existe".

"Los homenajes a los terroristas no es algo que humille sólo a las víctimas, sino al conjunto de la sociedad", ha subrayado Iriarte, para quien "la libertad de expresión no puede incluir el culto público al que ha degollado, apuñalado o atropellado a personas inocentes en nombre del honor familiar, Dios o la patria".