Publicado 14/12/2021 17:31CET

Chivite dice que hay que realizar "alguna actuación urgente" para "minimizar" posibles crecidas en febrero

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, con el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, visitan en la localidad navarra de Buñuel los efectos de las inundaciones.
La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, con el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, visitan en la localidad navarra de Buñuel los efectos de las inundaciones. - EDUARDO SANZ-EUROPA PRESS

BUÑUEL, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, ha manifestado este martes que hay que realizar "alguna actuación urgente" para tratar de reducir posibles nuevas riadas que puedan darse en febrero con los deshilos y ha advertido que, tras las últimas inundaciones, "tenemos las motas destrozadas". "Alguna actuación tenemos que hacer para febrero para que podamos minimizar alguno de los impactos que nos pudieran venir con los deshielos", ha dicho.

Chivite ha visitado a primera hora de esta tarde la localidad de Buñuel acompañando al presidente Pedro Sánchez y ha afirmado, en declaraciones a los medios de comunicación, que Sánchez "ha querido conocer de primera mano los municipios más afectados, entre ellos Buñuel".

Ha incidido en que el presidente les ha trasladado que "el viernes seguramente, en Consejo de Ministros, se declare Navarra como zona de catástrofes naturales" y "a partir de ahí canalizar las ayudas". "Para eso le trasladaba al teniente alcalde -de Buñuel- que es muy importante que estemos perfectamente coordinados, aunque entiendo que será la Delegación del Gobierno, junto al Gobierno de Navarra, quien ayude a tramitar a los ayuntamientos", ha dicho.

Según ha continuado, "generalmente suele ser en el mes de febrero cuando vienen más riadas y tenemos las motas destrozadas". "La actuación urgente tenemos que hacerla lo antes posible; ahora no es el momento, porque todavía se tiene que retirar el agua, tenemos que ver los daños pero alguna actuación urgente tenemos que hacer de cara a febrero para que podamos minimizar alguno de los impactos que nos pudieran venir con los deshielos", ha manifestado.

Ha pedido Chivite "coordinación" con los ayuntamientos, que "hagan una catalogación de los daños, que habrá que esperar porque todavía es pronto, de cara a que se puedan cubrir en la medida de lo posible con ayudas todos los desperfectos".

La presidenta ha insistido también en que el Ejecutivo foral preparará un paquete de ayudas antes de que termine el año, que "serán ayudas complementarias para paliar determinadas cuestiones más puntuales".

Sobre las peticiones de limpieza del río, Chivite ha comentado que "solo con limpiar el río no solucionamos estos problemas porque ha habido otros elementos climatológicos que han ido cambiando como por ejemplo que el jueves pasado fue el día de más lluvia en Navarra en 40 años".

No obstante, ha expuesto que "hay que trabajar acciones puntuales en el río, se lo hemos trasladado a la presidenta de la CHE, como zonas inundables...; hay que hacer un conjunto de actuaciones". "También, que los municipios tengan planes de inundación para coordinarse bien con los vecinos, minimizar el impacto". "Con una sola cosa no solucionamos el problema, hay que actuar en lo urgente ahora y a medio y largo plazo; que sepamos que inundaciones va a seguir habiendo", ha aseverado.

Chivite ha indicado que "las cosas se tienen que basar en datos, en hechos, se ha pedido un informe a la CHE de las actuaciones que ha habido, las que no ha habido, las mediciones...; echar culpas no me parece lo oportuno". Ha abogado por hacer una "valoración global, evaluar y mejorar" y ha añadido que "ayuntamientos de la zona norte también decían de la Confederación del Cantábrico, tenemos que tener una visión del conjunto de Navarra porque no solo ha pasado en la Ribera y zona Media sino también de la zona norte, lamentando incluso dos muertes".

Para leer más