Actualizado 31/12/2007 13:57 CET

Cuatro conductores detenidos ayer por delitos relacionados con la seguridad del tráfico

PAMPLONA, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un total de cuatro conductores fueron detenidos ayer domingo por la Policía Foral en Ezcabarte, Peralta, Sangüesa y Burlada por diferentes delitos relacionados con la seguridad del tráfico.

Tres de ellos dieron positivo en la prueba de alcoholemia y serán juzgados el próximo viernes en sendos juicios rápidos. El cuarto tenía el permiso de conducir retirado hasta noviembre de 2010, por lo que se le imputa un presunto delito de quebrantamiento de condena, informó el Gobierno de Navarra en nota de prensa.

El detenido en Ezcabarte es un vecino de Pamplona de 30 años que por la tarde sufrió una salida de vía cuando, acompañado por su hija menor de edad, circulaba por la Ronda de Pamplona, a la altura del kilómetro 11. El accidente se saldó con daños materiales pero la patrulla personada en el lugar observó que el conductor presentaba síntomas de embriaguez. La prueba de etilometría dictaminó que quintuplicaba la tasa permitida. El detenido será juzgado este viernes en un juzgado de guardia.

En Peralta, concretamente en el cruce de la NA-7801 con la NA-624 (Peralta- Andosilla), la Policía Foral detuvo a un vecino de San Adrián de 31 años por un delito de quebrantamiento de condena. Tras observar una infracción de tráfico, la patrulla solicitó al conductor que aportara su documentación. Los agentes descubrieron entonces que tenía retirado el permiso de conducir hasta noviembre de 2010 por varias sentencias condenatorias.

En la zona conocida como 'Las Huertas' de Sangüesa, en donde una patrulla realizaba un servicio preventivo de vigilancia ante robos recientes, la Policía Foral detuvo a un vecino de la localidad de 25 años por conducir bajo los efectos del alcohol. La patrulla identificó al conductor tras observar su conducción irregular. El año pasado, este vecino fue detenido por motivos similares y ya había cumplido la suspensión temporal del permiso de conducir. Este viernes deberá presentarse en el juzgado de Aoiz para dirimir su responsabilidad.

También en la Ronda de Pamplona a su paso por Burlada, la Policía Foral detuvo ayer a un pamplonés de 30 años por un delito contra la seguridad del tráfico. Minutos antes, desde una discoteca de Villava, se dio el aviso de que un conductor cogía su vehículo en estado de embriaguez. También el viernes deberá presentarse ante la autoridad judicial.