Publicado 11/08/2020 15:13:37 +02:00CET

Derechos Sociales subvenciona la actividad de 21 centros ocupacionales con casi un millar de usuarios con discapacidad

PAMPLONA, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Derechos Sociales, a través de la Agencia Navarra de Desarrollo y Autonomía de las Personas (ANADP), invierte este año 6,22 millones de euros para sufragar las actividades pre-laborales y de desarrollo personal y social de casi un millar de personas usuarias de las siete entidades gestoras de 21 centros ocupacionales situados en distintas localidades de Navarra.

En concreto, Inés Francés, directora-gerente de la Agencia Navarra de Desarrollo y Autonomía de las Personas (ANDP), ha suscrito los convenidos para 2020 con representantes legales de Tasubin SA, Elkarkide, Itaca SEPAP ocupacional, Okile, la Fundación Ciganda Ferrer, FANE de Aspace y Gure Sustraiak.

Los centros ocupacionales de Navarra son gestionados por estas entidades o fundaciones que, a través de actividades de formación laboral, personal y social, impulsan el desarrollo de personas con distintos grados de discapacidad intelectual o trastornos mentales. Para atender a cerca de un millar de personas usuarias emplean a 187 profesionales de distintos ámbitos de atención: psicología, personal técnico y de mantenimiento y monitores.

Así, la entidad Tasubin SA acoge, en distintas ramas profesionales a un total de 600 personas con discapacidad intelectual en los once centros ocupacionales que gestiona en Navarra: Beiriáin, Burlada, Orkoien, Elizondo, Lakuntza, Pamplona (Ibaiondo), San Adrián, Sangüesa, Tafalla, Tudela y Villatuerta. Cuenta con 94 profesionales para atender las actividades educativas y profesionales de los once centros que el Gobierno de Navarra subvenciona en 2020 con 3.430.985 euros

La empresa de iniciativa social sin ánimo de lucro Elkarkide, fundada en 1991, ofrece la integración socio-laboral a personas con discapacidad, enfermedad mental y en riesgo de exclusión social.

El convenio firmado para 2020, por el que va a recibir 1.806.200 euros, le permitirá ofrecer 215 plazas para personas con trastorno mental grave en cuatro centros ocupacionales ubicados en los centros de Aranzadi (65 plazas) e Iturrama (40 plazas), en Pamplona; Lizardi, de Noáin (80 plazas), en el centro Las Labradas, de Tudela (30 plazas), ha detallado el Ejecutivo foral en un comunicado.

Elkarkide orienta sus programas a personas que padecen trastorno mental grave, con bastantes años de evolución, que requieren una atención personalizada, y trata de frenar el deterioro cognitivo, físico y relacional. En sus centros ocupacionales se realizan actividades ocupacionales, formativas, de carácter pre-laboral y de desarrollo social para estas personas, dado que no pueden integrarse en una actividad laboral, supervisadas por un total de 41 profesionales.

Por su parte, la entidad Itaca SEPAP Ocupacional, centro dependiente de la Asociación Navarra Síndrome de Down, va a recibir este año una subvención de 264.192 euros para cofinanciar sus actividades. Itaca da servicio a personas con discapacidad intelectual que ya han cursado algún ciclo de Formación Profesional Especial o han estado escolarizadas en centros de educación especial o centros especiales de empleo. El objetivo del programa es la capacitación laboral de los usuarios, así como su autonomía personal. Al servicio de este programa, trabaja un equipo de 16 profesionales.

En 2020, están inscritas en este servicio 44 personas distribuidas en varios grupos, según su perfil: 24 en el grupo de empleable, 7 en ocupacional, 7 en envejecimiento activo y 6 en sociolaboral.

La Fundación Ciganda Ferrer gestiona el Centro Ocupacional El Molino, en Pamplona, desde 2002, en el que desarrolla sus actividades como plataforma para "resaltar actitudes y actividades que favorezcan una vida adulta satisfactoria de personas con discapacidad intelectual que hayan terminado su etapa educativa, previo a una actividad productiva". Las actividades de El Molino se dividen en dos grandes áreas; terapia ocupacional y capacitación laboral, por un lado, y ajuste personal y social, por otro.

En virtud del convenio suscrito con la ANDP recibirá 259.876 euros, y ofrecerá 49 plazas, atendidas por 10 profesionales a jornada completa y otras tres con jornada parcial.

Por su parte, Derechos Sociales va a financiar en 2020 a la Fundación ASPACE Navarra para el Empleo (FANE), con 377.563 euros, para favorecer la ocupación y empleabilidad de 46 personas en sus dos sedes: Uxane, en Bera (25 plazas), y ASPACE PRESS, en Pamplona (21 plazas). Los programas de FANE inciden en terapia ocupacional (terapia manual y de creatividad, teatro) y tareas de ajuste personal y social (aprendizaje de uso de recursos comunitarios, hábitos de trabajo), bienestar emocional y estimulación sensitiva de los usuarios. Los dos centros comparten el trabajo de alguna de sus profesionales y, en conjunto, dan empleo a una plantilla de 13 personas.

A diferencia de otros centros de este ámbito asistencial, el Centro ocupacional Okile, depende de una entidad local, en este caso el Ayuntamiento de Leitza. El convenio firmado entre la representación del Ejecutivo foral y su alcalde, Mikel Zabaleta, compromete a Derechos Sociales a abonar a Okile una subvención de 24.996 euros para atender a nueve personas, supervisadas por una persona. El centro trabaja desde 1992 para favorecer la inclusión socio-laboral de personas con discapacidad, preferentemente intelectual.

En concreto, ofrece actividades ocupacionales, de desarrollo personal e introducción al empleo de sus personas usuarias, bien en el mercado laboral, bien en centros especiales de empleo. Entre las actividades del programa se encuentran las creaciones en papel (tarjetas, sobres, papel, invitaciones, etc) y trabajos de lavandería semi-industrial, entre otros.

En último término, el convenio firmado con la Sociedad Cooperativa de Iniciativa Social, Gure Sustraiak, para 2020 aporta a la entidad 105.798 euros. La granja escuela ubicada en Ollo ofrece 20 plazas para jóvenes con discapacidad intelectual y/o problemas conductuales y les proporciona la adquisición de competencias sociales para llevar una vida adulta independiente.

Trabajan con las personas usuarias un equipo de nueve profesionales. Los módulos ocupacionales se dirigen a la adquisición de las normas básicas de orden y respeto, la integración y conocimientos laborales a través del desarrollo de un módulo formativo de agroturismo.

Para leer más