27 de febrero de 2020
 
Publicado 04/05/2015 23:26:34CET

Esparza y Araiz evidencian sus discrepancias con un duro debate sobre la violencia de ETA

El candidato de UPN dice que el 24M está en juego "el modelo de convivencia" y el de EH Bildu pide "un cambio plural y profundo"

PAMPLONA, 4 May. (EUROPA PRESS) -

El candidato de UPN a la Presidencia de Navarra, Javier Esparza, ha afirmado que si la banda terrorista ETA le hubiera puesto una bomba lapa o le hubiera pegado un tiro en la nunca, el candidato de EH Bildu, Adolfo Araiz, lo "hubiera legitimado o justificado" y le ha exigido que condene "la barbarie terrorista y pida perdón".

Por su parte, Adolfo Araiz ha replicado que él mantiene un compromiso de "apostar por vías pacíficas y democráticas y rechazar el empleo de la violencia como instrumento de acción política y rechazar también la violencia de ETA".

Este ha sido parte del intercambio que han mantenido este lunes los dos candidatos en el debate 'cara a cara' en Navarra Televisión y en el que han evidenciado también sus discrepancias sobre el balance de la legislatura, la situación económica de la Comunidad foral o el autogobierno.

El primer bloque del debate ha estado dedicado a la violencia de ETA y en él Javier Esparza ha afirmado que Navarra ha sufrido "terrorismo puro y duro" y ha indicado que hay una diferencia esencial entre él y Araiz: "Yo le he respetado siempre, pero usted, si me hubieran puesto una bomba lapa, hubiera legitimado esta acción armada, si me hubieran pegado un tiro en la nuca, también lo hubiera justificado, y esa es la realidad".

El candidato de UPN ha afirmado que "se ha quemado en vida a personas, se las ha asesinado, se ha difamado, se ha extorsionado" y ha acusado a Adolfo Araiz de haber votado a favor de "socializar el conflicto" cuando era miembro de la Mesa Nacional de Herri Batasuna. "Araiz no puede ser presidente de Navarra", ha indicado.

Por su parte, Adolfo Araiz ha negado que participara en una votación de ese tipo en HB y ha señalado que en Bildu han hecho "autocrítica, porque creemos que tuvimos insensibilidad hacia unas víctimas".

Además, ha mostrado su "satisfacción" tras tres años de cese de la violencia de ETA y ha esperado que "nadie tenga que volver a condenar ni rechazar la violencia". "Todas las muertes en esta tierra han sido un drama y las víctimas deben tener reconocimiento y reparación, y un compromiso de justicia y no repetición de lo que ha pasado hasta este momento", ha indicado.

Al margen de este debate, Javier Esparza y Adolfo Araiz han repasado la situación de la Comunidad foral, han hecho un balance de legislatura y han presentado algunas de sus líneas generales para los próximos cuatro años.

NAVARRA LÍDER O EN EMERGENCIA

El candidato de UPN ha defendido que Navarra está "a la cabeza de las regiones europeas en calidad de vida, es líder en energías renovables, en educación y en salud, y es uno de los mejores lugares del mundo para vivir", aunque se ha declarado "insatisfecho" porque hay más de 47.000 parados.

Esparza ha dicho que "lo mejor para Navarra está por llegar" y ha asegurado que se presenta como candidato porque quiere "contribuir a ello, ayudar y sumar para que esto sea así".

Por el contrario, Adolfo Araiz ha afirmado que Navarra está viviendo "una situación de emergencia política y social" y ha defendido que "el cambio es posible y tiene que ser plural, profundo e incluyente".

El candidato de EH Bildu ha considerado que es necesario "levantar las alfombras y conocer qué ha pasado durante tantos años de Gobierno de UPN para que no vuelva a pasar lo mismo" y al mismo tiempo se ha comprometido a elaborar "un plan de actuación a seis meses para cambiar el rumbo de las políticas sociales".

Además, se ha mostrado dispuesto a trabajar con Geroa Bai, Izquierda-Ezkerra y Podemos para que ese cambio "sea real" y esté "dirigido a todas las personas, no a una parte de la sociedad".

Esparza le ha replicado que EH Bildu "viene con la piel de cordero, pero son lobos, han estado amenazando y extorsionando, y siguen haciendo prácticas totalitarias en esta tierra".

Frente a ello, ha abogado por "una Navarra que siga siendo Navarra, con libertad y respeto para todos, que seamos capaces de mejorarla entre todos". "El 24 de mayo nos jugamos nuestra bandera y nuestro himno, el modelo de convivencia y libertad, y la igualdad de oportunidades", ha dicho.

Esparza ha añadido que si recibe la confianza de los navarros se compromete a bajar la tasa de paro, y a mejorar las políticas sociales, educativas y sanitarias. "Si no lo consigo, me iré", ha afirmado.

AUTOGOBIERNO

Los dos candidatos han debatido igualmente sobre autogobierno, otro capítulo en el que también han mostrado sus discrepancias. Así, Javier Esparza ha afirmado que "Navarra tiene que seguir siendo Navarra" y ha defendido que UPN es "el único partido que toma sus decisiones aquí".

"Nuestra bandera y nuestro himno es el que queremos mantener, queremos a Navarra dentro de España. El 75 por ciento de los navarros quieren que Navarra siga siendo Navarra. Queremos una Navarra de todos, una Navarra en libertad", ha defendido.

Por su parte, el candidato de EH Bildu ha criticado que a UPN "nunca le ha preocupado la opinión del pueblo navarro, porque nunca han sometido a referéndum su estatus político y han creado un paradigma que es la Navarra foral y española, y el que no estaba de acuerdo con ese modelo ha sido marginado y han practicado una política de exclusión hacia más de un tercio de la población".

Adolfo Araiz ha reivindicado que "el futuro de Navarra sólo lo van a decidir los navarros" y ha defendido que es necesario "articular ese estatus". "Queremos llegar a un proceso constituyente en el que la sociedad navarra sea protagonista", ha afirmado.

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Disparan en la cabeza a una mujer en plena calle en Madrid

  2. 2

    Paso clave para mantener el rendimiento del plasma en un reactor de fusión

  3. 3

    Catorce casos confirmados por coronavirus en España

  4. 4

    The Walking Dead: Samantha Morton explica la escena de sexo entre Alpha y Negan

  5. 5

    Echenique "tranquiliza" a Felipe González: el Gobierno no va a usar fondos reservados como en los ochenta