Actualizado 01/07/2007 16:02 CET

Una experta alerta en Pamplona de que a través del móvil se crean situaciones de "posesión" entre parejas jóvenes

En la actualidad, casi el 30 por ciento de las denuncias tramitadas por violencia de género provienen de jóvenes menores de 30 años

PAMPLONA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

A través del uso del teléfono móvil se están produciendo entre parejas jóvenes "situaciones de control y de posesión derivadas de los celos y disfrazadas como si fueran una muestra de amor", afirmó hoy en Pamplona Arancha Pecharromán, presidenta de la Asociación Mujeres Jóvenes de Asturias, quien criticó que hay chicos que "quieren controlar en todo momento a sus parejas".

Así lo indicó Arancha Pecharromán en una rueda de prensa celebrada en la sede de la UGT de Pamplona con motivo de la celebración de un curso sobre "formación de formadoras" en prevención de violencia de género, que se celebró este fin de semana bajo el título 'Rebélate' y que congregó a 20 mujeres, entre ellas abogadas, trabajadoras sociales y portavoces de sindicatos.

Pecharromán manifestó que a través del móvil hay jóvenes que quieren "saber en todo momento dónde está su pareja y con quién", y hay chicas "que llegan a recibir decenas de mensajes y llamadas" en una noche. Consideró que, además de querer "controlar a la otra persona, se pretende llamar su atención", y alertó también sobre la utilización del correo electrónico para esta misma función.

Esta experta explicó que a los jóvenes "les cuesta mucho admitir que en su relación hay violencia", y precisó que en la actualidad casi el 30 por ciento de las denuncias tramitadas por violencia de género provienen de jóvenes menores de 30 años.

"En los medios de comunicación se vende el cuento de los príncipes y princesas, cuando ésta no es la realidad", afirmó Arancha Pecharromán, quien lamentó que a los chicos "se les educa con juguetes y videojuegos violentos que reproducen la agresividad, y a las chicas con muñecas y en un rol de que necesitan que las protejan", algo que consideró erróneo.

TRABAJAR EN COLEGIOS E INSTITUTOS

Según explicó Pecharromán, monitora del curso, para atajar esta problemática "es necesario formar a personas que luego se dediquen a ir a los centros educativos y a institutos para hablar de valores como igualdad y respeto y para romper estereotipos" que favorezcan la erradicación de la violencia de género.

En su opinión, resulta imprescindible incidir en la educación de los niños y jóvenes para "romper mitos juveniles" que existen hoy en día, para "fomentar relaciones sanas y de respeto, y para poder detectar relaciones sumisas, de control".

Así, criticó que hay una idea generalizada de "propiedad y posesión" dentro de las relaciones, y abogó por trabajar para "cambiar el chip ya desde pequeños, para poder prevenir las situaciones de violencia de género".