19 de febrero de 2020
 

Un experto asegura que "el 90% del tiempo de trabajo hacemos cosas que no aportan valor al cliente"

Publicado 16/12/2019 18:24:39CET
Carlos Achaerandio, ingeniero y experto en Lean Office y Lean Manufacturing
Carlos Achaerandio, ingeniero y experto en Lean Office y Lean Manufacturing - UNIVERSIDAD DE NAVARRA

PAMPLONA, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

Carlos Achaerandio, ingeniero y experto en Lean Office y Lean Manufacturing, técnicas para mejorar la producción en las empresas, ha asegurado en la Universidad de Navarra que "el 90% del tiempo de trabajo en las empresas hacemos cosas que no aportan valor al cliente".

Así lo ha señalado el experto en la presentación de los proyectos del primer cuatrimestre de los estudiantes de ISSA School of Management Assistants.

En total, un centenar de alumnos ha realizado 19 proyectos en colaboración con empresas asentadas en Navarra y Guipúzcoa: Ulma Handling Systems, Orona, CAF, Irizar, Nordex Energy Spain, Guardian Insdustries Navarra S.L., Abaigar, VDR Mutilva S.L., Erro y Eugui y Obras Especiales.

En sus trabajos analizaron la función del asistente de dirección y el perfil de negocio de estas empresas, a las cuales se les entregó un diploma como agradecimiento por su colaboración y disponibilidad.

En su conferencia, Carlos Achaerandio ha destacado que el "valor añadido" es "todo aquello que aporta un valor al producto o servicio y por lo cual el cliente está dispuesto a pagar". En este sentido, ha apostado por el pensamiento Lean (producción ajustada) en los procesos, que "pretende eliminar aquellas tareas que no añaden valor".

En este sentido, el experto ha recordado que este pensamiento "fue instaurado en los años 50 por la empresa japonesa Toyota, actualmente uno de los principales fabricantes de vehículos del mundo".

Asimismo, ha afirmado que "el hecho de que una tarea suponga un esfuerzo no significa que aporte valor añadido y que trabajar eficientemente no es trabajar más". "Necesitamos ponernos las gafas de ver despilfarros", ha remarcado.

Según ha indicado, "para detectarlos debemos fijarnos en la sobreproducción, las esperas, el transporte, el exceso de inventario de productos almacenados, los movimientos innecesarios y las operaciones sin calidad". Ha apostado, además, por "saber qué valora el cliente; hacer que el valor fluya hacia el cliente, pero solo cuando este lo pida, sin adelantarnos; y buscar siempre la perfección, no conformarnos con haber mejorado".

Los proyectos realizados por estudiantes de primero están basados en la gestión de oficinas y los de segundo en los sistemas de gestión de calidad y medioambiente, ha explicado el centro académico en un comunicado.

Para leer más