El Gobierno foral avanza en la puesta en marcha de la zona básica de salud de Erripagaina

Publicado 23/09/2019 19:37:19CET
Manuel Carpintero, Ana Monreal, Ana Góngora, Santos Induráin y Kiko Betelu
Manuel Carpintero, Ana Monreal, Ana Góngora, Santos Induráin y Kiko Betelu - GOBIERNO DE NAVARRA

PAMPLONA, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Salud del Gobierno de Navarra está avanzando, en colaboración con los ayuntamientos de Pamplona, Valle de Egüés, Burlada y Huarte, en la puesta en marcha de la nueva zona básica de Salud de Erripagaina, aprobada en julio y cuyo nuevo centro de salud se prevé que esté operativo para 2023.

Además de los procedimientos legales, urbanísticos y presupuestarios, un paso previo que se acometerá para el 2020 es la elaboración de un plan funcional en el que, de modo participado y con criterios técnicos, se definirá el modelo de Atención Primaria y Comunitaria (plantilla, espacios, servicios) que se prestará a la nueva población de esta zona, actualmente atendida desde zonas básicas ya en funcionamiento cercanas a la nueva urbanización. Se prevé que pueda llegar estar formada por unas 13.000 personas.

La consejera de Salud del Ejecutivo foral, Santos Induráin, ha adelantado este lunes a la alcaldesa de Burlada, Ana Góngora, la idea de plantear un centro de salud ambicioso enmarcado en la nueva estrategia de Atención Primaria y Comunitaria, por lo que incluirá aspectos sociosanitarios, salud sexual y reproductiva (CASSyR) y otras dotaciones.

El edificio -cuyas obras empezarían posiblemente en 2021 y se prolongarían durante dos años- se construirá en una parcela situada en el término de Burlada, que facilitará este mismo ayuntamiento, cuyo equipo de gobierno, también ha compartido en el encuentro de este lunes demandas y visiones en torno al actual centro de salud de Burlada y las atenciones de urgencias, ha informado el Ejecutivo foral en un comunicado.

El anterior Gobierno de Navarra adoptó en una de sus últimas sesiones de junio un acuerdo en el que se creó la Zona Básica de Salud de Erripagaina (Pamplona, Valle de Egüés, Burlada y Huarte), y se modificaba la de Sarriguren (Valle de Egüés).

De esta forma, la zona básica quedaba delimitada de la siguiente manera: Burlada (margen derecha del río Arga), Valle de Egüés (extremo oeste a la rotonda de Sarriguren en Olaz), Huarte (margen izquierdo de la carretera NA-2300, sentido polígono de Areta) y Pamplona (margen izquierdo de la carretera de Sarriguren en Mendillorri Bajo).

Ahora, el Departamento de Salud ha retomado esta iniciativa y quiere situar esta nueva dotación y zona básica en "una visión más amplia de la Atención Primaria y Comunitaria". En este sentido, y debido además a que la actual Erripagaina se sitúa en términos municipales pertenecientes a cuatro ayuntamientos (Pamplona, Burlada, Egües y Huarte), la medida exige "un abordaje global" por lo que ya se han establecido contactos con el resto de los ayuntamientos implicados para agilizar los trámites y contar con su opinión.

Para Salud, el "objetivo prioritario" es "asegurar una buena atención sanitaria" a la creciente población de la zona que hoy en día se reparte entre los centros colindantes, entre ellos el de Sarriguren.

CENTRO DE SALUD DE BURLADA Y URGENCIAS EXTRAHOSPITALARIAS

Por otro lado, la creación de un nuevo centro de salud servirá también para descongestionar en parte el propio de Burlada cuyos representantes municipales (la alcaldesa Ana Góngora y la concejala Ana Monreal) han mantenido el citado encuentro con la consejera Santos Induráin, el nuevo gerente de Atención Primaria Manuel Carpintero y el responsable del servicio de Urgencias Extra hospitalarias, Kiko Betelu.

Este último también detalló al ayuntamiento el balance de la reorganización de las urgencias extrahospitalarias de la zona norte de Pamplona reforzadas desde octubre del año pasado por el nuevo centro de Buztintxuri, con un balance "positivo" en cuanto a capacidad de respuesta sobre todo en urgencias más graves.

Una reorganización que forma parte de la reestructuración global de los servicios de urgencias, enfocada a "priorizar y mejorar la asistencia a las urgencias tiempo dependientes". Y que incluye la redistribución de las bases operativas tanto de las ambulancias de soporte vital básico (una de las cuales se reubicó en octubre de 2018 en el centro de salud de Burlada) como de soporte vital avanzado (una de ellas con base en el nuevo centro de urgencias de Buztintxuri).

Para leer más